Tras el hallazgo en una vivienda de la calle Metán al 4200, la policía montó un operativo cerrojo con personal de dos comisarías y un helicóptero. 

Un hombre fue encontrado asesinado este jueves por la noche con la cabeza ensangrentada en una vivienda del barrio porteño de Boedo y la Policía montó un operativo en la zona para encontrar al autor del crimen, que escapó por los techos de las casas contiguas.

El hecho fue descubierto en una casa ubicada en la calle Metán al 4200, en la Ciudad de Buenos Aires.

Voceros de la Policía de la Ciudad informaron que una mujer alertó a personal de esa fuerza que al ingresar a la vivienda había encontrado a un familiar tendido en el suelo, con la cabeza ensangrentada y en grave estado.

A raíz de ello se solicitó de inmediato una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) y un médico constató el fallecimiento de un hombre, cuya identidad no fue proporcionada.

Los efectivos advirtieron que en la propiedad había un gran desorden y que una ventana había sido forzada, por lo quesolicitaron personal policial de apoyo que al llegar al lugar evaluó que el autor del crimen había escapado por los techos de las viviendas contiguas.

Por este motivo, se montó un operativo en la zona con la colaboración de agentes de las comisarías vecinales 5B y 7B, quienes perimetraron la zona para localizar al sospechoso.

De acuerdo a las fuentes, a la búsqueda se sumó un helicóptero de la Policía en tanto el presunto homicida todavía no había sido encontrado.