El funcionario fue suspendido por la Legislatura al aparecer en contacto con un vendedor de drogas del sur provincial.

El fiscal de Venado Tuerto Mauro Blanco, que fue suspendido de sus funciones por la Legislatura provincial luego de que apareciera conectado a un comercializador de drogas de esa ciudad en una pesquisa de la Justicia Federal, quedó detenido en horas de la noche de este jueves a requerimiento del fiscal provincial de Reconquista, Leandro Mai, en el marco de una causa por cohecho.

El arresto se concretó en el marco de un operativo con 16 allanamientos simultáneos en las provincias de Santa Fe y Córdoba, 12 en las ciudades santafesinas de Venado Tuerto y Rufino y otros 4 en la localidad cordobesa de Villa Dolores.

Las diligencias fueron ordenadas en el marco de una investigación por cohecho agravado que inició en enero de 2020 a partir de una denuncia radicada por la Fiscalía Federal de Venado Tuerto.

Aún no fue definido el día y hora de la audiencia imputativa, la cual se llevará a cabo de forma remota en los tribunales de la ciudad de Venado Tuerto, según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Blanco fue suspendido por la Legislatura el 22 de octubre pasado. La auditora del Ministerio Público de la Acusación (MPA) María Cecilia Vranicich elevó a la Legislatura el caso que lo implica y que comenzó cuando la Justicia federal venadense notificó al MPA que en la pesquisa abierta contra un vendedor de drogas aparecían contactos de éste con el fiscal.

Para la auditora, Blanco habría utilizado información aportada por el dealer para avanzar con una medida de búsqueda de armas de fuego sin asentar esa información en ningún lado y sin pedir órdenes de allanamiento para luego concretar la requisa a un domicilio, lo que supone un acto inaceptable y de mal desempeño presumible.

El investigador de la conducta del fiscal Blanco es el senador Joaquín Gramajo (PJ-9 de Julio), presidente de la Comisión de Acuerdos. El procedimiento comenzó en abril del año pasado y seis meses después fue suspendido.