Por las nuevas disposiciones que rigen en el AMBA, para tratar de contener la segunda ola de COVID-19, el fútbol no podrá terminar más allá de las 20 horas.


A partir de las nuevas restricciones que empezaron a regir desde la medianoche de este viernes 16 de abril, con el fin de contener la segunda ola de COVID-19, desde el Gobierno argentino le solicitaron a la AFA y la Liga Profesional de fútbol que no haya más partidos en el Área Metropolitana de Buenos Airs (AMBA) que comiencen más allá de las 18 horas.

El pedido fue para su implementación a partir de mañana, por lo que hoy no corre riesgos el juego que sostendrán en Liniers, desde las 19.15, Vélez y Huracán. De todas formas, algunos especulan con que ese partido podría adelantarse una hora y cuarto.

En tanto, sí habría que modificar partidos de la Copa Liga Profesional del sábado, domingo y lunes.

Para mañana deberían adelantarse San Lorenzo – Argentinos (programado originalmente para las 18.30) y Boca – Atlético Tucumán (21). El domingo el conflicto es con Arsenal – Racing (18.30) e Independiente – Defensa y Justicia (21). Mientras que el lunes habría que tocar Banfield – Platense (21.15).

Las copas internacionales, otra complicación
La nueva disposición afecta a los partidos por Copa Libertadores y Sudamericana. De cara a la próxima semana habrá que mover tres juegos.

Por Libertadores el martes no podrán jugar en su horario original Argentinos – Nacional de Montevideo (19.15) y Vélez – Flamengo (21.30).
Por Sudamericana la semana próxima el único en el AMBA es el miércoles San Lorenzo – Huachipato (19.15).

Qué pasa con el ascenso con las nuevas restricciones por el COVID-19
Para las categorías menores corre la misma restricción. Así habría que mover algunos partidos, pero solo en la Primera Nacional, porque el resto no tiene acción tarde en el AMBA.

El lunes están programados por la Primera Nacional los juegos de Quilmes – Agropecuario (19.30) y Chacarita – Belgrano (21.10).