El conductor protagonizó una violenta pelea con un hombre que le pidió en reiteradas oportunidades se colocara el tapabocas. El video fue registrado por otra usuaria.

En medio de la crítica situación sanitaria por la pandemia del coronavirus, el transporte urbano en la ciudad de Córdoba debe respetar los protocolos para evitar contagios.

El chofer debe usar barbijo o tapabocas al igual que todos los pasajeros que suben. Además, se le exige que tenga un nylon protector para no entrar en contacto con nadie. Cada unidad tiene que proveer de alcohol en gel y se recomienda que las ventanillas estén abiertas para que el aire circule.

Sin embargo, a un año del inicio de la pandemia, aún hay reglas que no se cumplen. En la tarde de este miércoles, se vivió un violento episodio en la línea 32 de la empresa ERSA luego de que el conductor se negara a utilizar el barbijo.

  • Un pasajero subió a la unidad, a la altura de Chacabuco y Obispo Oro, y le solicitó que se colocara el tapabocas. Cuando el colectivo se puso en marcha, el mismo hombre se lo reiteró. El chofer siguió haciendo caso omiso.

Según relató una pasajera testigo en diálogo con ElDoce.tv, otro hombre se levantó, se acercó al empleado de ERSA y le solicitó que usara el tapabocas. “Todos empezamos a aplaudir y al mismo tiempo le pedíamos que se pusiera el barbijo”, continuó contando la joven a este medio.

Pero la situación se puso más tensa cuando comenzaron los insultos entre el chofer y el pasajero. “Los giles somos nosotros que estamos sin seguro laburando. No tengo ganas de venir a laburar y vengo a laburar lo mismo. Vengo sin vacunar”, gritaba el chofer.

“¡Qué me importa! Vos tenés que venir a laburar con barbijo”, le contestó el pasajero. “¿Y si no te calienta, por qué saltás? Gil, otario. La concha de tu madre. Yo también te puteo y no lo voy a usar”, lanzó el acusado.

Hasta que ambos terminaron a las trompadas arriba del colectivo. En ese momento, otras personas testigos se pusieron de pie para separarlos. En ningún momento intervino la Policía. El chofer volvió a manejar, pero en ningún momento se puso el barbijo.

  • El comunicado de ERSA

En el día de la fecha hemos recibido un reclamo a través de nuestra página web dando cuenta de lo acontecido y hemos tomado contacto por esa vía con el testigo del hecho.

En tanto, el conductor ya fue identificado y se dió curso al procedimiento interno correspondiente que definirá su situación.

Desde la empresa repudiamos cualquier tipo de violencia y la irresponsabilidad de nuestro conductor ante el cumplimiento de los protocolos de cuidado exigidos.

Recordamos a los usuarios que todas las denuncias o reclamos inherentes al servicio pueden realizarse al 0800 777 0123 o a través de nuestro formulario web en ersaurbano.com/cordoba