Fue interceptada cuando salía de trabajar por un hombre que la llevó a su casa en barrio del Abasto e intentó abusar de ella. Una vecina escuchó los gritos de la mujer y rescató a la víctima

Un hombre fue aprehendido este domingo a la noche en su casa de La Paz al 1600, en el barrio del Abasto, acusado de abusar sexualmente de una mujer de 23 años. Si bien el caso presenta algunas aristas todavía confusos, trascendió que el hecho no llegó a ser más grave debido a la intervención de una vecina que escuchó los gritos de la víctima y logró rescatarla.

La agresión a la mujer, que ocurrió en horas de la tarde, generó la reacción de un grupo de vecinos de la zona que se concentraron frente a la casa del sospechoso, lo insultaron y lo grabaron con sus teléfonos cuando la policía se lo llevaba del lugar ya en horas de la noche.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación indicaron a La Capital que las actuaciones judiciales se iniciaron a partir de la declaración de una joven de 23 años, quien manifestó que ayer cuando salía de trabajar (al parecer en una panadería) fue abordada por el sospechoso en vía pública.

De acuerdo a los datos que trascendieron de la denuncia, ese hombre la llevó hasta su casa de La Paz a 1600, donde intentó abusar sexualmente de ella. Según fuentes del MPA, la mujer se resistió y logró escapar al trabarse en un forcejeo con el agresor, y agregaron que una vecina advirtió lo que ocurría y llamó al sistema de emergencias 911.

Esa mujer que fue testigo del hecho contó al móvil de LT8: “Escuché los golpes contra un portón y cuando me asomé ví al tipo de enfrente que le estaba golpeando la cabeza a la chica contra las rejas. Ambos estaban desnudos. Lo primero que atiné a hacer fue llamar al 911. La policía llegó enseguida. Logré saltar las rejas y con un palo le dije al hombre que se fuera para atrás y que no la tocara más. Me quedé con la chica y con los vecinos logramos sacarla del otro lado”.

“La chica nos contó que la habían metido dentro de un auto y que la habían traído a la casa y ahí le habían pegado. El hombre estaba fuera de sí. Es un vecino que no conocemos. No se lo veía mucho afuera. Vive hace un año más o menos acá”, señaló la testigo.

La mujer dijo que la policía estuvo en el lugar “desde las cuatro y diez y todo terminó cuando los vecinos empezamos a protestar. Más tarde llegó otro móvil policial en el que se lo llevaron a este tipo”.

Voceros del Fiscalía señalaron que la joven víctima fue trasladada al Centro de Atención a Víctimas de Delitos Sexuales, donde manifestó que no quería instar la acción penal y no autorizó a ser revisada por médicos policiales. Fue citada para este lunes a la Fiscalía para una entrevista en la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual para que pueda radicar la denuncia.

Desde el MPA se dispuso en la noche del domingo que el hombre sindicado como presunto abusador permanezca en calidad de aprehendido “hasta que se tomen declaraciones y luego se determinará su situación procesal, evaluando las diferentes líneas investigativas”.