En el marco de la investigación del asesinato de Héctor Cornalis, en la mañana del lunes personal policial aprehendió a un hombre en un procedimiento realizado en la localidad de Estación Clucellas.

Por Danilo Chiapello

Según trascendió el ahora aprehendido fue sorprendido en el interior de un inmueble en momentos que intentaba trasladarse a otra jurisdicción. Los pesquisas llegaron hasta el sospechando que tuvo algún tipo de participación en el cruento hecho sucedido la mañana del viernes en Eustolia, una pequeña localidad ubicada a unos 60 kilómetros de Rafaela.

La importante novedad fue comunicada de inmediato al fiscal que entiende en esta causa, doctor Carlos Zoppegni, quien ya dispuso una serie de medidas. En este sentido se supo que solicitará la duplicidad de términos; trámite que permite que los plazos para realizar la audiencia imputativa, se dupliquen.

Emboscada fatal

Héctor Cornalis, tesorero de la cooperativa láctea 22 de Marzo, fue blanco de una criminal emboscada la madrugada del último viernes en el acceso al establecimiento ubicado en el kilómetro 112, de la ruta provincial 13

Como lo hacía habitualmente el nombrado llegó al lugar minutos después de las 5 de la mañana a bordo de su automóvil particular, un Ford Focus, de color blanco, dominio OEE-606.  Fue entonces cuando, amparados por la oscuridad reinante (todavía no había amanecido), de entre unos pastizales aparecieron varios sujetos que lo sorprendieron cuando Cornalis intentaba abrir el portón de entrada al lugar.

El trabajador recibió una bestial golpiza por parte de los delincuentes que luego escaparon a bordo del Ford Focus llevándose consigo a la victima. 

Se cruzaron con la policía

Ya con el maltrecho hombre dentro del automóvil, los delincuentes iniciaron un loca huída que hasta incluyó cruces con la policía en plena ruta, según reveló hoy un familiar de la víctima.

Al salir de la cremería los rufianes pusieron rumbo a María Juana (localidad donde se domicilia Cornalis) y en ese trayecto se cruzaron con un movil policial. La presencia del patrullero obedece a que el sereno de la cooperativa había dado cuenta que algo fuera de lo normal había sucedido en el lugar.

Comenzó entonces una persecución que prosiguió luego por la ruta 19 y más adelante sobre la autopista donde los fugitivos en su desesperación, recorrieron un gran tramo de contra mano  hasta que lograron burlar a sus perseguidores.

Maniatado y muerto

A media mañana de ese viernes el Ford Focus fue encontrado abandonado en jurisdicción de Estación Clucellas, sin rastros de los fugitivos.

En el interior del coche, tendido boca abajo sobre el asiento trasero y maniatado de pies y manos, estaba Héctor Cornalis ya fallecido. Su cuerpo presentaba numerosas lesiones por golpes, sobre todo en la zona de la cabeza, tórax y espalda. También tenía heridas cortantes aunque no se corresponden con ningún tipo de arma blanca. “Le pegaron con algún palo o una piedra con filo”, precisó un investigador.

Dinero dentro del auto

Además de la víctima, dentro del automóvil se halló una importante suma de dinero, próxima a los 10 millones de pesos.

¿Era habitual que Cornalis haga movimientos de dinero? La respuesta es sí, por el rol que el nombrado ocupaba dentro de la empresa. “Era el encargado de las finanzas, el que pagaba los sueldos, también a los proveedores y hacía las operaciones con los bancos”, precisó una fuente cercana a la pesquisa.

Por qué los malvivientes no se llevaron este dinero es todo un misterio. “No se sabe si fue porque no lo vieron o porque se trató de un hecho de otras caracteristicas”, opinó la misma fuente.