El gobernador bonaerense criticó a su par de la Ciudad de Buenos Aires luego del fallo que le permitió abrir las aulas este lunes.

En el inicio de la primera semana de las nuevas restricciones anunciadas por el Gobierno de Alberto Fernández para contener la segunda ola del coronavirus, y en medio de las protestas en los colegios de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof criticó duramente a Horacio Rodríguez Larreta y al fallo judicial para que la Ciudad de Buenos Aires pueda abrir las puertas de sus instituciones educativas.

“Recurrir a la Justicia, usar a la Justicia es repugnante. Alguien se va a tener que hacer responsable, los que manipulan a la Justicia para que los beneficie políticamente”, afirmó en un acto virtual junto al Presidente de la Nación. “Te quiero agradecer, Alberto, por las decisiones que has tomado. A veces es necesario poner mano dura. Hemos adherido el DNU, decisiones que están por encima de cada una de las jurisdicciones, sin chicanas y falsas ideas”, agregó.

“El epicentro de esta segunda ola está en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Hoy tenemos un nivel de contagios muy elevado. Todo lo que hacemos lo hacemos para cuidar a la gente, no nos enamoramos de determinadas medidas. No se trata de principios abstractos, sino de combatir una pandemia con todos los instrumentos que tenemos a mano”, concluyó.

Antes, el gobernador bonaerense había defendido las restricciones en materia educativa en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Lo hizo a través de Twitter, donde agradeció a la comunidad educativa y a las familias por el esfuerzo de no asistir a las aulas hasta, por lo menos, el viernes 30 de abril, día en el que dejará de tener validez el DNU publicado en las últimas horas. “Quiero agradecer a toda la comunidad educativa y a las familias por el esfuerzo y compromiso para llevar adelante por dos semanas clases virtuales en el AMBA”, manifestó el gobernador.

Por otro lado, sostuvo que los casos de COVID-19 están aumentando drásticamente en la provincia y que, por ese motivo, “es necesario extremar los cuidados”, aún en las zonas donde el contexto no es tan crítico. “Mientras implementamos medidas para reducir el aumento de casos en la zona más afectada, en 100 municipios de la Provincia continúan las clases presenciales tal como establece el plan jurisdiccional de regreso seguro a las aulas”, afirmó.

Para cerrar, aseguró que se vive “una situación muy difícil” y que el único objetivo para su Gabinete es “preservar la salud del pueblo”. Después, volvió a apuntar contra su par de Ciudad Horacio Rodríguez Larreta, de quien, en anteriores oportunidades, había dicho que usaba la pandemia para hacer “campaña política”. “En la Provincia las únicas campañas son las de cuidados y la de vacunación”, escribió.

“Necesitamos de la responsabilidad de todas y todos los bonaerenses. Volvamos a demostrar que la mejor manera de enfrentar la pandemia es con un pueblo solidario, un gobierno protector y un Estado presente”, concluyó.

Estos posteos se dieron en medio de las movilizaciones que tuvieron lugar en muchas instituciones del Área Metropolitana de Buenos Aires, donde padres, madres y alumnos pidieron el retorno de la escolaridad en los edificios.

A su vez, el Colegio Esseri, una institución de educación privada ubicada en la localidad bonaerense de City Bell, partido de La Plata, que había anunciado que se declaraba “en rebeldía” contra el DNU publicado por Alberto Fernández, finalmente dio marcha atrás ante la amenaza de sanciones por parte del gobierno provincial. Si bien se adhirieron a las clases virtuales, antes del inicio de la jornada, mamás y papás se reunieron en la puerta y cantaron el himno nacional a modo de protesta.

Por su parte, en la localidad de Bella Vista, ubicada al noroeste del Gran Buenos Aires, una escuela privada realizó un masivo acto de apoyo al colegio: se leyó un documento y los chicos llevaron pancartas con sus reclamos por la vuelta a las aulas.