Una mujer que trabaja para una agencia del gobierno de China se hartó del supuesto acoso sexual recibido por parte de su jefe, razón por la que lo golpeó en repetidas ocasiones con un trapeador y diversos objetos. Se informa que el hombre ha sido destituido de su puesto y del cargo en el partido por “violaciones de la disciplina”.

Un funcionario gubernamental chino fue despedido luego de viralizarse un video en el que una empleada lo golpea repetidamente con una fregona y le arroja libros y agua, supuestamente por acosarla con mensajes de texto no deseados. 

El video, cuya versión completa dura 14 minutos, muestra a la mujer, de apellido Zhou, gritando y golpeando a su jefe, apellidado Wang, que en ese momento ejercía de subdirector del departamento de alivio de la pobreza del distrito de Beilin, en la provincia de Heilongjiang. El hombre permanece sentado en su escritorio y se limita a decir que “fue solo una broma”, respuesta que no parece satisfacer a la empleada, que lo acusa de haber enviado mensajes de texto inapropiados a varias mujeres en la oficina.

Según medios chinos, la comisión de inspección disciplinaria del distrito de Beilin ha destituido a Wang de su puesto y del cargo en el partido por “violaciones de la disciplina en su estilo de vida”. Zhou, que supuestamente tiene una “enfermedad mental”, no será castigada.