Platense ratificó su fama de equipo peligroso cuando se presenta como visitante al imponerse a Banfield por 1 a 0, en el cierre de la décima fecha de la zona A de la Copa de la Liga.

El defensor Luciano Recalde, a los 31 minutos del primer tiempo, le dio la victoria al equipo de Vicente López.

En el balance global, el conjunto visitante jugó mejor que su desconocido adversario y venció con justicia.

Después de la enorme cantidad de afectados por Covid-19 que lo hicieron disputar dos encuentros con noveles jugadores de las inferiores, Banfield recuperó a gran parte de los titulares pero no logró retomar la senda del buen juego que se le conocía.

Tras unos primeros minutos donde ejerció un pertinaz dominio sobre su rival, el “Calamar” se fue acomodando y no solo emparejó el trámite sino que se retiró al entretiempo con una ventaja plenamente justificada.

Un tiro de esquina ejecutado desde la izquierda por un verdadero especialista como Mauro Bogado recaló en el botín zurdo de Recalde para derrotar a Mauricio Arboleda.

Previo a dicha conquista Platense desnudó innumerables y sorprendentes desacoples defensivos en el equipo que dirige Javier Sanguinetti, siempre manejado por la sapiencia innata del veterano Bogado y la verticalidad del no menos experimentado Nicolás Bertolo (recibió una plaqueta de su exclub antes del partido).

El inicio del complemento mostró un adelantamiento masivo del dueño de casa que no le añadió la claridad de la que careció en la primera mitad.

Un visitante plenamente consciente de sus limitaciones se plantó escalonadamente y lo complicó de contragolpe aunque el egoísmo y la falta de pericia en la puntada final en algunas maniobras del ingresado Matías Tissera lo privaron de alcanzar una distancia aún mayor en el marcador.

A través de una notoria mejoría de su zaga la formación que conduce Juan Manuel Llop cimentó su tercer triunfo como visitante, condición que al parecer le da mayores réditos que jugar en su estadio, espacio físico que todavía no lo vio triunfador desde su demorado regreso a la división superior.

Respecto al “Taladro”, puede considerarse que dio un marcado paso en falso en relación a los buenos rendimientos que lo habían llevado a pelear los primeros lugares del grupo.

Ésta es la síntesis del partido:

Banfield: Mauricio Arboleda; Luciano Gómez, Alexis Sosa, Luciano Lollo, Julián Eseiza; Martín Payero, Alejandro Cabrera, Giuliano Galoppo, Ramiro Enrique; Juan Álvarez y Luciano Pons. DT: Javier Sanguinetti.

Platense: Jorge De Olivera; Brian Lluy, Nicolás Zalazar, Luciano Recalde, Juan Infante; Mauro Bogado, Roberto Bochi, Franco Baldassara, Alexis Messidoro, Nicolás Bertolo; Jorge Pereyra Díaz. DT: Juan Manuel Llop.

Gol en el primer tiempo: 31m Recalde (P).

Cambios en el segundo tiempo: 13m Alexis Maldonado por L.

Gómez (B), 18m Gastón Gerzel por Bertolo (P), 24m Matías Tissera por J. Pereyra Díaz (P), 25m Stéfano Callegari por Messidoro (P), 27m Juan Cruz por A. Cabrera (B) y Jonás Gutiérrez por Galoppo (B), 36m Ignacio Rodríguez por Eseiza (B), 44m Cristian Núñez por Bogado (P).

Estadio: Florencio Sola.

Árbitro: Nazareno Arasa.