Estrés sanitario por el elevado nivel de ocupación de camas en terapia intensiva