Las autoridades de Chelsea y Manchester City. ambos de Inglaterra, analizan su retirada de la línea de 12 clubes fundadores de la Superliga europea, el nuevo campeonato que generó la advertencia severa de UEFA y FIFA con repercusiones en todo el mundo.

Según el diario inglés The Guardian, Chelsea y Manchester City ya no verían con buenos ojos permanecer en ese grupo y preparan su salida.

La BBC de Londres apoyó el rumor de la desvinculación del equipo londinense cuyos hinchas, un total de mil, se reunieron en las afueras del estadio Stamford Bridge en señal de protesta antes del partido ante Brighton And Hove por Premier League.

Del lado del City, el entrenador catalán Josep Guardiola fue crítico con la Superliga a pesar del interés de la entidad que lo tiene como empleado.

La Superliga europea fue anunciada el domingo a través de las páginas oficiales de equipos como Real Madrid de España y Liverpool de Inglaterra. Desde entonces, recibió más rechazos que elogios con las reacciones de los hinchas en redes sociales y la palabra de algunos protagonistas como Guardiola, el alemán Mesut Ozil, el escocés Alex Ferguson y el rosarino Marcelo Bielsa.

El resto de los clubes fundadores son Inter, Milan y Juventus (Italia); Arsenal, Tottenham, Liverpool, Manchester United (Inglaterra); Real Madrid, Barcelona y Atlético Madrid (España).

La UEFA y la FIFA lanzaron advertencias para los clubes fundadores con sanciones que también podrían extenderse a los futbolistas que intervengan en la Superliga europea.

A la fecha, clubes como Bayern Munich de Alemania, PSG de Francia, Sevilla de España y Everton de Inglaterra se expresaron en contra del nuevo campeonato europeo que sería financiado por el JP Morgan de los Estados Unidos con la cifra de 3.500 millones de euros.