La artista recibió la primera dosis de la vacuna Sinopharm y contó divertida sobre los efectos secundarios: “Es como si me hubiera tragado un chino con una planta de cannabis”. ¡Enterate de todo en la nota!

Después del escándalo que Moria Casán protagonizó al revelar que iba a ser inmunizada con la Sptunik V en el marco de una campaña de vacunación de personalidades públicas, la diva reveló que recibió la primera dosis de la vacuna china Sinopharm a mediados de abril y se refirió al momento en la que la tildaron de “vacunada VIP”.

La productora visitó el programa de Mariana Fabbiani en El Trece, ciclo en el que también fue invitado el actual jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y explicó la experiencia que vivió al vacunarse.

“Voy a contar la verdad porque no hay por qué ocultar algo. Mi nieta Elena va al colegio con el hijo de Axel Kicillof -el Gobernador de la provincia de Buenos Aires-. Son muy amigos, Kicillof ha ido con la esposa a los cumpleaños, mi nieta va a su casa…”, comenzó la actriz en “Lo de Mariana”.

Sofía Gala no quería que Moria se vacunara con la Sputnik V. Sofía Gala no quería que Moria se vacunara con la Sputnik V.
“La mujer de Kicillof, Soledad Quereilhac, la llamó a mi hija, Sofía Gala, porque había tanta mala leche y mala información contra la vacuna Sputnik V, (se decía que) nos iban a envenenar. Entonces, quería reunir algunas personalidades”, recordó.

“Yo no me meto en la política. Me llamaron a ver si yo quería, o no, darme la vacuna. Nunca me dijeron campaña ni nada. Me dijeron que buscaban referentes que se la quisieran dar. Y quedamos en que me iban a avisar en dónde me la iba a dar”, aclaró Moria al explicar que no se trató de una publicidad o campaña de vacunación de famosos.

La figura reveló que su hija le “rogó” que no se aplicara la vacuna a raíz de todos los rumores que habían circulado sobre la vacuna rusa y recapituló sobre el momento cuando informó que se iba a vacunar y todos apuntaron contra ella por “vacunada VIP”.

“Hasta que me llamaron a mí, prácticamente, no se quería vacunar nadie. Yo también me sentí un conejito de indias. Yo soy pro Moria Casán, no le hago publicidad a nadie porque no recibo ningún billete”, manifestó al confesar que toda la polémica le “sacó las ganas” de inmunizarse: “Tengo muchas defensas, hago medicina anti-age”.

Después de rechazar la Sputnik V y cuando ya estaban habilitadas las vacunas para el grupo etario de Moria, su asistente privado, Galo, decidió anotarla a través de las páginas del gobierno bonaerense y de esa forma fue inmunizada: la productora recibió la primera dosis de la Sinopharm el pasado 11 de abril en Pilar.

En cuanto a los efectos secundarios, Casán indicó: “Es como si me hubiera tragado un chino con una planta de cannabis. Los primeros días me tuve que tomar un Rivotril. Soy muy energética, estoy en una quinta dimensión, súper relajada y feliz. La china por ahora me dio un chino con cannabis”.