Los 30 espacios de terapia intensiva estaban ocupados este martes. La mayoría, 24, son pacientes con covid-19, con un promedio de edad de 40 años. Afirman que en caso de urgencias pueden derivar a otros efectores.

El hospital Eva Perón de Granadero Baigorria alcanzó este martes el 100 por ciento de ocupación de sus 30 camas críticas, en el marco de la segunda ola de coronavirus.

El director del centro de salud, Jorge Kilstein, confirmó a Rosario3 que de las camas de terapia intensiva, 24 corresponden a pacientes de covid-19, con un promedio de edad de 40 años.

El responsable del Eva Perón aseguró que la saturación de ese hospital no pone en riesgo a personas en emergencia ya que aún pueden ser derivadas a otros efectores y no descartó sumar camas en breve.

Algo similar planteó desde la ciudad de Santa Fe, Juan Pablo Poletti, el director del hospital Cullen, quien habló de “cuello de botella” en las áreas de terapia intesiva, sobre todo con “pacientes jóvenes que ocupan más días la cama”.

“El sábado por la tarde tuvimos que armar una nueva sala de covid en la planta alta de traumatología porque no teníamos camas disponibles”, dijo Poletti.

El titular del Cullen habló de “un aumento más rápido de los contagios en la segunda ola con respecto a la primera”. Sumó como una “dificultad” que ese fenómeno se da en forma simúltanea en Rafaela, San Justo, San Cristóbal, el centro norte de la provincia y también en Santa Fe y Rosario.

“El año pasado se había dado que Rosario estuvo 40 días antes con un pico alto y eso nos dio tiempo a trabajar”, comparó. Eso, completó, complica las derivaciones entre localidades. Entre las reacciones, propuso armar un “hospital de campaña en la puerta” del Cullen, sobre avenida Freyre en la capital provincial.