La entrega del trofeo de la Copa del Rey al museo del Camp Nou derivó en un cónclave muy importante para el mundo azulgrana.

Messi, junto a los otros capitanes del Barcelona (Sergio Busquets, Gerard Piqué y Sergi Roberto) se vieron las caras con el presidente Joan Laporta para pedir explicaciones por lo acontecido por lo acontecido con la Superliga europea.

Luego de hablar con el director técnico Ronald Koeman, el principal directivo Culé se vio cara a cara con los cuatro principales referentes del plantel luego de que quedara en stand by la creación de este nuevo torneo.

A pocas horas de haber sido anunciado de manera oficial, los clubes ingleses optaron por bajarse del proyecto. Luego, un camino similar siguieron Inter, Milan, Juventus y Atlético Madrid.

El dirigente, durante un encuentro cordial, respondió los interrogantes de los futbolistas y brindó detalles sobre los pasos a seguir que tomará la institución. Laporta sostuvo que él debe defender los intereses del club, más teniendo en cuenta el contexto de fuerte crisis económica que atraviesa actualmente el fútbol producto de la pandemia del coronavirus.

Los futbolistas de Barcelona se reunieron con el presidente y le preguntaron por la Superliga europea

Tras el cónclave, los cuatro futbolistas, acompañados por Rafa Soldado (jefe de seguridad del primer equipo), regresaron a la práctica para ponerse bajo las órdenes del estratega oriundo de los Países Bajos.

Koeman, intentó calmar los ánimos: “Mi trabajo es preparar el partido. Hay tanta movida con este tema que hay que esperar cómo acaba este tema. No me sorprende. Nosotros queremos lo mejor para el club. Si hay alguien que debe hablar de esto es claramente el presidente”.

Y, ante la insistencia de la prensa, añadió: “Lo único que he dicho es que el presidente me llamó y me lo explicó. No sé qué les ha dicho a los jugadores pero sólo me interesa el partido de mañana”.

El tuit de Gerard Piqué sobre la Superliga europea

Vale destacar que antes que se produjera este encuentro entre los referentes del Barcelona y el presidente, Gerard Piqué había utilizado sus redes sociales para marcar postura en contra de la Superliga europea. “El fútbol es de los aficionados. Hoy más que nunca”, escribió el marcador central español.