La Justicia de la provincia de Córdoba allanó este miércoles su casa de la calle Francia, donde secuestró elementos de interés para la causa.

Por Juliano Salierno

Una funcionaria judicial santafesina quedó detenida este miércoles a disposición de la Justicia de la provincia de Córdoba, como presunta integrante de una banda de estafadores denominada “Sanadores egipcios”.

La noticia fue confirmada oficialmente por la Oficina de Prensa del Poder Judicial de Santa Fe, en un comunicado en el cual se afirma que “se trata de una secretaria de la Unidad de Información y Atención de Víctimas y Denunciantes del Ministerio Público dependiente de la Procuración General”.

Asimismo, se indicó que “la medida judicial de allanamiento y detención fue librada por el Juzgado Multifuero – Secretaria Penal de Control de la localidad de Cura Brochero” de la provincia de Córdoba, que está a cargo de la fiscal Analía Gallaratto.

En tanto, por tratarse de una medida judicial fuera de su jurisdicción, “la diligencia procesal fue autorizada localmente por la Dra. Susana Luna del Colegio de Jueces Penales de Santa Fe”. Además, el comunicado indica que “la detenida se encuentra a disposición de la Justicia de Córdoba”.

Sorpresa generalizada 

En cuanto a los datos particulares de la implicada, fuentes judiciales confirmaron que se trata de la Dra. Liliana M. cuyo ingreso al Poder Judicial data de 2006, actualmente como “titular del cargo de funcionaria que ejerce desde mayo de 2019”.

La mujer se desempeñaba hasta ahora en la Fiscalía de Atención a la Víctima de calle Urquiza y Tucumán, cuy entorno laboral se mostró “muy sorprendido” por la noticia.

Otros detenidos
 

La investigación se enmarca en una causa por la cual a fines de marzo la Fiscalía de Villa Cura Brochero, a cargo de la Dra. Gallaratto, en un trabajo en conjunto con la Sección Investigativa número 4 de la Dirección de Investigación Operativa (DIO) de Policía Judicial y la Brigada de Investigaciones de la Departamental San Alberto, desarticuló una banda dedicada a cometer hechos de estafas, basados en una supuesta terapia egipcia llamada Seshen.

Según publicó el Ministerio Público Fiscal de Córdoba, “los imputados se hacían pasar por falsos psicólogos y afectaron el patrimonio de damnificados en diferentes puntos de la provincia de Córdoba y del país”.

Por tal motivo “la Fiscalía ordenó varios allanamientos en los cuales se procedió a la detención de los jefes de la banda (un hombre y una mujer) y a seis de sus integrantes. Fueron imputados de los delitos de asociación ilícita, estafas reiteradas y ejercicio ilegal de la profesión de psicología”.

En ese momento, los procedimientos se llevaron a cabo en distintos barrios de la ciudad de Córdoba y en las localidades de Villa Cura Brochero y Huinca Renanco. Se secuestró grandes sumas de dinero (nacional y extranjero) automotores, aparatos informáticos, documentación relacionada con la investigación y armas de fuego con un arsenal de municiones

Las actuaciones que se extendieron hasta hoy, tuvieron otros puntos clave: hubo dos allanamientos en la ciudad de Córdoba y libraron dos órdenes de capturas a comienzo de abril.

En tanto, el lunes pasado se informó que la causa sumó el décimo imputado, el cual “se entregó en la Unidad de Delitos Económicos de Córdoba”, tal como lo informó la Fiscalía de Instrucción de Cura Brochero.