Alarman las cifras de maltrato en la provincia