Joe Biden acoge este jueves una cumbre de líderes mundiales sobre el clima, en la que propondrá un compromiso para combatir el calentamiento global.

Durante la cita virtual de jueves y viernes por el Día de la Tierra, Biden habla ante los 40 líderes extranjeros invitados, entre ellos el chino Xi Jinping, el ruso Vladimir Putin, el brasileño Jair Bolsonaro, el argentino Alberto Fernández y también el papa Francisco.

A continuación, el minuto a minuto de la cumbre:

8 a.m. hora local (12:00 GMT):  El presidente estadounidenseJoe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris abren la cumbre pidiendo a decenas de líderes que declaren nuevos objetivos para mantener el calentamiento global dentro de 1,5 grados centígrados.

“Llegamos todos de lugares diferentes, pero compartimos esta preocupación común y esta amenaza común”, dijo Harris. La vicepresidente cita los incendios en California y las inundaciones en Centroamérica como ejemplos de los efectos devastadores del cambio climático.

Por su parte, Biden dijo que Estados Unidos “está invirtiendo para reducir la emisiones de carbono la mitad a fines de esta década”.

“Los costos de la inacción aumentan cada vez más”, dijo Biden. “Los Estados Unidos estamos listos para actuar”.

Compromiso para aumentar los objetivos

El presidente estadounidense anunciará que la economía más grande del mundo disminuirá las emisiones atribuidas al cambio climático entre un 50 y un 52% para 2030 en comparación con los niveles de 2005, dijeron funcionarios.

Bajo el Acuerdo de París, el tratado internacional sobre el clima de 2015, el ex presidente Barack Obama dijo que Estados Unidos reduciría las emisiones entre un 26 y un 28% para 2025, un objetivo que Biden, en la época su vicepresidente, ahora ha casi duplicado.

El pacto de París busca limitar el calentamiento global a 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales e si es posible situarlo en +1,5°C, el nivel que los científicos estiman necesario para evitar los efectos más severos del cambio climático.

Ese horizonte es inalcanzable con los compromisos nacionales actuales, pero el gobierno de Biden es optimista.

Reino Unido, que organizará la cumbre climática COP26 en noviembre en Glasgow, prometió el martes la ambiciosa meta de bajar un 78% para 2035 sus emisiones respecto a los niveles de 1990. La Unión Europea aprobó la madrugada del miércoles una reducción de “al menos el 55%” para 2030 con relación a 1990.

El gobierno de Japón, tercera economía del mundo, dijo este jueves que reducirá las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 46% de aquí a 2030 frente al 26% previsto hasta ahora. Y Canadá prevé una baja de sus emisiones de entre un 40% y un 45% para 2030 con respecto a 2005, en lugar del 30% anterior, según Radio-Canada.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, también prometió a Biden que respetará el compromiso de acabar con la deforestación ilegal para 2030, aunque genera escepticismo.

China, de lejos el mayor emisor de carbono del mundo, dijo que Xi dará un “discurso importante” en la cumbre de esta semana.

Dejando a un lado sus desacuerdos en comercio, derechos humanos y otros temas, Beijing y Washington se comprometieron el sábado a “cooperar” sobre el clima, tras una visita a Shanghái del emisario estadounidense John Kerry, quien consideró “suicida” cualquier falta de colaboración.

Estados Unidos, segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero, regresó al Acuerdo de París con Biden, después de que su predecesor Donald Trump se retirara del pacto por considerarlo injusto.

La salida de Trump no alejó tanto a Estados Unidos de cumplir la meta de Obama gracias al compromiso de los estados, especialmente California, y a una fuerte caída en la producción industrial durante la pandemia de covid-19.