En la localidad bonaerense de Longchamps, en el partido de Almirante Brown, un ex convicto de 35 años fue asesinado por dos sujetos, quienes le dispararon en las proximidades de una canchita de fútbol.

Los criminales fugaron en una camioneta que luego apareció incendiada en esa misma zona. Pesquisas policiales buscan a los homicidas quienes, se asegura, habrían obrado por venganza.

Al respecto, los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron  que la infortunada víctima fue identificada como Ramón Alberto Villalba, de 35 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo a las 19 del miércoles a pocos metros de una canchita de fútbol y de un arroyo, situados en el cruce de avenida Tomás Espora y Yapeyú, en el denominado Barrio Ministro Rivadavia, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

Trascendió que Villalba dialogaba con dos individuos, quienes se hallaban en el interior de una camioneta Ford EcoSport blanca.

Repentinamente, uno de los sujetos extrajo un arma de fuego y efectuó al menos dos disparos contra la víctima, quien cayó ensangrentada.

Con rapidez, los agresores huyeron en la camioneta y se escondieron en las calles del vecindario.

Momentos después, el mencionado vehículo fue encontrado quemado por los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Almirante Brown en la esquina de la avenida Tomás Espora y Miguel Cané, a nueve cuadras del escenario del asesinato, comprobándose que el mismo había sido robado el 23 de febrero pasado.

Peritos de la Policía Científica determinaron que Villalba perdió la vida casi de manera instantánea al ser al alcanzado por un certero proyectil de arma de fuego en la región craneana.

Servidores públicos destinados en la comisaría de Longchamps (4ª de Almirante Brown) realizan diferentes procedimientos en la humilde zona con el objetivo de establecer el paradero de los autores del ilícito.

Hasta el momento, en base a las diversas pruebas obtenidas en el expediente, se cree que los asesinos actuaron por venganza, ya que Villalba era un ex presidiario, quien hacía tres meses había recuperado la libertad del complejo penitenciario ubicado en la localidad bonaerense de La Capilla, en el partido de Florencio Varela.

Villalba, aparentemente, conocía a los criminales.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, el doctor Sergio Gustavo Anauti, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 1 de los tribunales lomenses.