Dos ladrones armados sustrajeron un auto en Echesortu y se accidentaron durante la persecución. Fueron detenidos y tres familiares intentaron rescatarlos de los uniformados.

Dos delincuentes armados que robaron un automóvil en Echesortu fueron perseguidos durante varios minutos por personal policial hasta que finalmente chocaron en barrio Ludueña. Hasta ese lugar llegaron familiares de los detenidos, que se enfrentaron a tiros con la Policía y también terminaron apresados.

El episodio comenzó en Liniers y Montevideo, donde dos delincuentes de entre 18 y 20 años amenazaron con un arma calibre 22 a una pareja para robarle el automóvil, un Volkswagen Gol blanco, en el que se dieron a la fuga.

Tras recibir el alerta, rápidamente personal policial inició una persecución que concluyó abruptamente cuando los ladrones chocaron en Humberto Primo y pasaje San Gerónimo y fueron apresados.

Sin embargo, testigos señalaron que arribaron al lugar tres familiares de los detenidos y se enfrentaron a balazos con la Policía para intentar liberar a los delincuentes. También ellos fueron reducidos y quedaron demorados.

Un vecino de Liniers al 1500 indicó que escuchó los gritos de las víctimas del robo pero cuando se asomó los delincuentes ya se habían dado a la fuga. “Escuché los gritos, eran gritos desgarradores, y en cuestión de segundos los ladrones desaparecieron”.

“Acá hay robos todos los días a toda hora, estamos cansados, nadie nos cuida”, sostuvo.

En tanto, una vecina del lugar donde los delincuentes fueron apresados aseguró que “se escucharon las sirenas y después los tiros. Tiros, tiros y más tiros”.