La medida fue tomada por el Ministerio de Trabajo luego de que el jueves por la noche la UTA amenazara con realizar un paro de 24 horas en reclamo de mejoras salariales.

El Ministerio de Trabajo dictó este viernes la conciliación obligatoria en el conflicto de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que exige una recomposición salarial y había amenazado con realizar un paro de 24 horas el lunes próximo, el cual finalmente no se concretará por la medida oficial.

La conciliación es por diez días, mientras que para el jueves 29 de abril las partes fueron citadas para una audiencia. Se tratará de un encuentro virtual con el objetivo de evaluar el avance de las negociaciones y el acatamiento de lo ordenado.

La cartera laboral llamó a “mantener la mejor predisposición y apertura para negociar los temas sobre los cuales mantienen diferencias y contribuir, de esa manera, a la paz social y a mejorar el marco de las relaciones laborales en el seno de las empresas involucradas”.

La UTA había anunciado un paro el jueves por la noche y había emitido un comunicado en el cual acusó a las cámaras patronales de no brindar respuesta a los pedidos salariales, como tampoco a estar incluidos en un plan de vacunación contra el coronavirus, tanto para los trabajadores del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) como para los del interior del país.

En medio de este escenario, el gremio pretende una recomposición salarial para este año equivalente a la inflación.

El Ministerio de Trabajo intimó mediante el documento dado a conocer este viernes “a dejar sin efecto toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual”. De esta manera, el lunes el servicio será el habitual dado que el sindicato dejó trascender que acatará la medida.

A fines de febrero y tras varias reuniones, la UTA levantó una huelga de colectivos de corta y media distancia, que había anunciado para el viernes 26 de ese mes. En aquella oportunidad tomaron la decisión luego de llegar a un acuerdo con el sector empresario en las negociaciones paritarias.

Las partes habían acercado posiciones, ya que por un lado aceptaron el pago de 15.000 pesos en tres cuotas iguales de 5 mil pesos cada una para cerrar la paritaria 2020, en lo que era una compensación no remunerativa que se otorgó por única vez para equilibrar el porcentaje perdido a raíz de la inflación.

Estos valores también fueron incluidos para los haberes de marzo, abril y mayo próximo. Y por otro lado, definieron que la semana siguiente comenzarían las negociaciones por la pauta salarial de este año y fijaron una audiencia.

La UTA había dispuesto el estado de “alerta y movilización” ante “la imposibilidad de lograr soluciones en la negociación paritaria”.