El juez Román Lanzón lo decidió tras una audiencia en la que el imputado declaró y se desarrolló el análisis de más evidencia. El magistrado hizo lugar al pedido del fiscal Patricio Saldutti, en acuerdo con la defensa. Fijaron una serie de reglas de conducta

El juez Román Lanzón ordenó este viernes liberar a Diego C., el conductor de 25 años que persiguió, atropelló y mató a dos asaltantes en Fisherton. La medida se decidió tras una audiencia en la que el imputado declaró y se desarrolló el análisis de más evidencia.

El magistrado hizo lugar al pedido del fiscal Patricio Saldutti, en acuerdo con la defensa, y le otorgó la libertad bajo una serie de medidas de conducta.

Diego C. había sido imputado con prisión preventiva por 60 días hasta el 7 de junio, durante una audiencia desarrollada por videoconferencia el domingo 11 de abril en la que además hubo una manifestación de vecinos en las puertas del Centro de Justicia Penal para reclamar la libertad.

La nueva audiencia desarrollada este viernes a las 18 fue solicitada por la Fiscalía luego de conocer la intención de prestar declaración del conductor de 25 años imputado por “homicidio simple”.

La revisión de la medida cautelar de la nueva audiencia estableció que “si bien la calificación legal de homicidio simple se mantiene en la actualidad, la posibilidad futura colocaría la escala penal inferior a la que se valoró en la audiencia imputativa inicial”.

Además, se entendió que ya no hay riesgo de fuga o entorpecimiento de la causa con el acusado en libertad.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) explicó que “la investigación se encuentra en un estado avanzado, aunque con medidas a la espera de recepción de informes finales como autopsia y pericia accidentologica vial, entre otras”.

En el marco de la causa se realizó un relevamiento y recolección de material fílmico de 21 cámaras de seguridad en el trayecto entre el hecho de robo y los homicidios, imágenes que son analizadas por personal del Ministerio Público de la Acusación.

También se tomaron declaraciones testimoniales a 12 testigos de los hechos.

Reglas de conducta

Para otorgar la libertad, la justicia rosarina le fijó al imputado Diego C., de 25 años, una serie de reglas de conducta como la obligación de someterse al cuidado de dos familiares en calidad de garantes, fijar residencia, presentarse ante la Oficina de Gestión Judicial semanalmente, prohibición de salir de la provincia, prohibición de acercamiento a los familiares de los fallecidos y testigos de la causa, prohibición de consumir estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas, entre otras.

El conductor fue asaltado, persiguió, atropelló y mató a los dos ladrones el jueves 8 de abril. quedó acusado por las muertes de los ladrones Diego Nicolás Quiroga García y Luciano Escudero, de 25 y 29 años respectivamente.

De acuerdo a las declaraciones hechas por el fiscal Patricio Saldutti, Diego C. fue asaltado en Amuchástegui al 600 por los dos delincuentes, quienes a punta de pistola le sacaron una mochila con dos mil pesos y dos mil dólares.

El asaltado luego persiguió con su camioneta Chevrolet S10 durante unos 600 metros a los delincuentes, hasta que los embistió y chocó contra un árbol.

En el lugar murió el ladrón Diego Nicolás Quiroga García, mientras que Luciano Escudero fue llevado al Heca con heridas, y falleció por un shock hipovolémico.