El procedimiento se realizó en un domicilio de pasaje Morales al 3400. La Policía secuestró bebidas alcohólicas y equipos de música. Algunos asistentes fueron arrestados en los techos cuando intentaban escapar

La Policía intervino este domingo a la mañana en una fiesta clandestina desarrollada en un domicilio de la zona sur de Rosario.

De acuerdo a las primeras informaciones, el operativo se realizó en un predio de pasaje Morales al 3400, en Ayolas entre Necochea y Chacabuco.

Al lugar arribó un móvil policial y procedió a la detención de 15 menores y 16 mayores que fueron trasladados a la comisaría 15ª.

Algunos asistentes fueron arrestados cuando intentaban huir por los techos al notar la llegada de los patrulleros alertados por una llamada al 911.

En el lugar fueron secuestrados bebidas alcohólicas y tres equipos de música utilizados en el encuentro.


El procedimiento policial fue realizado en consulta con el fiscal Matías Ocariz, uno de los integrantes de la Unidad Especializada del Ministerio Público de la Acusación en covid-19.

La fiesta clandestina se realizaba a pesar de las medidas restrictivas anunciadas por el gobierno provincial para frenar la segdunda ola de coronavirus.

Entre otras prohibiciones, desde el viernes pasado quedaron suspendidas las reuniones sociales y la circulación nocturna.

Este sábado a la noche se desbarataron al menos nueve encuentros sociales o fiestas clandestinas en la provincia de Santa Fe.