Las autoridades italianas confirmaron este lunes la detección de dos casos de coronavirus de la variante india, registrados en la región del Véneto (norte), según confirmó en rueda de prensa su gobernador, Luca Zaia. Se trata de un padre y una hija que habían llegado de India a la localidad véneta de Bassano, donde se les diagnosticó la infección por Sars-Cov-2.

El gobernador restó importancia a esta confirmación: “Hay miles de variantes, ahora valoraremos esta novedad. Los afrontamos y seguimos adelante”, dijo Zaia. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó hace diez días que recibió los datos y “tiene en su radar” una cepa del coronavirus identificada en la India que no se sabe si está relacionada con el espectacular aumento de casos de covid-19 en ese país. Italia prohibió ayer la entrada de personas que hayan estado en India en los últimos catorce días, según comunicó su ministro de Sanidad, Roberto Speranza.

El país registra más de 300 muertos el día de su reapertura

Por su parte, según informó su Ministerio de Sanidad, Italia registró en las últimas 24 horas un total de 8.444 nuevos contagios de covid-19 y 301 muertos, coincidiendo con el día en el que el país comienza la reapertura gradual de algunas actividades como la hostelería, el cine o el teatro tras largos meses de restricciones. 

Las nuevas infecciones son 4.714 menos que ayer. Sin embargo, los fallecidos han aumentado de 217 la víspera hasta 301 en las últimas horas, lo que eleva el total de decesos en Italia a 119.539 desde que se desató la pandemia en el país. La presión en los hospitales sigue a la baja, pues de los 452.812 actuales positivos por coronavirus, 23.484 se encuentran ingresados, 40 enfermos menos que ayer. 

En cuanto a la campaña de vacunación, en Italia se han alcanzado los 17.751.562 dosis inyectadas, sobre todo entre mayores de 70 años y personal sanitario, y 5.215.459 personas están inmunizadas con la pauta completa.

Con estas cifras, Italia emprendió hoy un proceso paulatino de reapertura que comenzó en las regiones con bajo riesgo de contagio. En ellas, volvieron las clases presenciales a los colegios hasta la secundaria, los bares y restaurantes comenzaron a servir comidas y cenas en terraza y hasta el inicio del horario del toque de queda, a las 22.00 locales (20.00 GMT), y se permite el regreso de museos, cines y teatros con aforo limitado.

India, en la peor crisis de covid del mundo

La situación epidemiológica en India, por su parte, ha empujado a varios países a vetar los vuelos desde la India ante el temor a la propagación de nuevas variantes. El país superó este lunes los 17 millones de casos y las 195.000 muertes, convertido en el epicentro global de la enfermedad tras cinco días rompiendo récords de contagios.

Con 352.991 nuevos contagios y 2.812 muertes en las últimas 24 horas, el Ministerio de Salud indio confirmó hoy los peores datos registrados hasta el momento, multiplicando por treinta el promedio de infecciones y fallecidos que reportaba hace solo tres meses. 

El rápido deterioro ha llevado a la nación asiática a una grave crisis en la que, pese a su importante industria farmacéutica, ve consumirse rápidamente las reservas del país, con escasez de oxígeno para tratar a los pacientes y de algunos medicamentos.

En los últimos días, Alemania, Emiratos Árabes, Canadá, Kuwait, Omán, Hong Kong, Arabia Saudí, Singapur, Nueva Zelanda y Bangladesh suspendieron los vuelos con India como medida de seguridad, a los que se suma Italia, que anunció la prohibición de entrada para cualquiera que haya estado en el país asiático en los últimos 14 días, o Maldivas, que impondrá el veto a partir de mañana martes.