La primera esposa de Marcelo se encuentra internada hace un mes por una hemorragia digestiva y úlcera de duodeno.

El último mes no fue fácil para Soledad Aquino, la primera esposa de Marcelo Tinelli y madre de sus hijas mayores, Micaela y Candelaria. A fines de marzo fue internada de urgencia en la Clínica Trinidad de Palermo por una hemorragia digestiva y úlcera de duodeno y desde entonces su cuadro es delicado. Luego de pasar varios días en la unidad de cuidados intensivos, la mujer de 60 años pasó a sala común, pero según reveló el periodista Pablo Montagna, necesita un trasplante de hígado. 

Por el momento, su caso no fue catalogado como urgente y permanecerá en la lista de espera del INCUCAI hasta que aparezca un donante. Además, ya recibió el alta epidemiológica tras contraer coronavirus y una vez que reciba el alta médica continuará su tratamiento en una internación domiciliaria, donde podrán acompañarla sus hijas.

Acostumbradas a preservar al máxima su vida privada, sus hijas evitaron a hablar de su salud en las redes sociales. Sin embargo, al recibir criticas por parte de algunos de sus seguidores, Micaela decidió hacer un descargo en sus redes. “¡Es increíble como les falta empatía y respeto a tantas personas! Sobre todo con temas vinculados a la salud. Mi mamá está bien, gracias. Y si no muestro cosas en mis redes o no hablo del tema es justamente porque las redes sociales no son la realidad. Son solo eso, redes”, escribió la empresaria de la moda.

mica_tinelli.JPG

Y agregó: “Yo no muestro lo que hago o no les cuento lo que siento 24/7. Es parte de la vida privada e íntima de uno. Yo elijo qué quiero compartir y qué no. Sepan respetar, simple. Más amor, más respeto más empatía”. En tanto, Cande habló del tema al principio de la internación de Aquino. “Para los que me preguntan tan amorosamente cómo está mamá, les cuento que se está recuperando día a día. Tiene mucha fuerza”, explicó la cantante, que se encontraba en España, acompañando a Coti, su actual pareja, en una gira musical cuando comenzaron los problemas de salud de Soledad.

Marcelo tampoco esquivó el tema y se mostró agradecido por la preocupación y por la buena onda que recibió su familia en las últimas semanas. “Está mucho mejor, acompañada por Mica y Cande. Ya se para, camina por el cuarto, quiere agarrar el teléfono. Estamos mucho más tranquilos. La primera semana fue de muchísima preocupación”, precisó el conductor de “ShowMatch”, que volverá a la televisión el 10 de mayo.