A corazón abierto en “Seres Libres”, el programa de Gastón Pauls por Crónica HD, la productora teatral recordó cómo sufrió por el consumo de drogas. Su palabra, en la nota.

Luego de superar las adicciones, Nazarena Vélez no teme hablar sobre su pasado con las drogas y el alcohol, incluso busca transmitir un mensaje esperanzador para aquellas personas que estén pasando por situaciones similares. Por eso recurre a recordar su propia dura experiencia.

En una entrevista íntima con Gastón Pauls en “Seres Libres” por Crónica HD, la productora teatral habló a corazón abierto sobre sus peores momentos por el consumo como cuando recurrió a las anfetaminas y cómo el suicidio de su pareja Fabián Rodríguez la llevó al alcohol.

Fueron varios los sucesos trágicos que debió enfrentar Nazarena a lo largo de su vida, como la sorpresiva muerte de su hermana Jazmín a los 21 años. “Tengo una personalidad muy adictiva, el ser mamá a los 19 años a mí me salvo de un montón de cosas”, reconoció.

En la misma línea contó: “Acostaba a Titi y me abría una botella de vino, llegaba a tomar 4 o 5 litros sola”. Pero destacó que dejó de consumir “hace 11 años, a los 35”. Y detalló cómo empezó a consumir: “Empecé a los 14 años a tomar diuréticos y laxantes porque siempre fui gordita. Para mí el ser gordita era una mala palabra”.

“No me olvido más frases como ‘qué linda que es Nazarena, lástima que es gordita’. Cuando más flaca estuve fue cuando más trabajo tuve”, aseguró. Al mismo tiempo confesó: “Tomé noción cuando me estuve por morir. Yo tenía muchas ganas de quedarme, de no morirme, porque sino te digo que hasta el día de hoy sigo tomando”.