La víctima llegó a ser socorrida, pero murió en el hospital este martes. El atacante fue detenido.

Una mujer murió tras ser atacada a martillazos por un pasajero en el interior de un vagón del metro de la ciudad de San Pablo, en Brasil. Ante el brutal ataque, un grupo de personas intentó linchar al agresor, que finalmente fue detenido.

El crimen ocurrió en la madrugada del lunes cuando el tren se encontraba en la estación “, en pleno corazón de San Pablo. Una de las estaciones de mayor movimiento de la ciudad. Allí, el agresor de 55 años golpeó con un martillo a la mujer de 46.

Según informó la Secretaría de Seguridad Pública del estado paulista, este martes y luego de la brutal agresión, la mujer murió.

Uno de los testigos dijo que el agresor estaba de pie y de repente se acercó a la víctima, que estaba sentada, y le empezó a pegar con un martillo. 

La víctima llegó a ser socorrida en el vagón, aunque su cuerpo en general daba muestras del feroz ataque perpetrado por el atacante. Poco después, fue derivada a un hospital de las cercanías, pero no resistió a las heridas y falleció este martes.

Por su parte, el atacante fue detenido apenas produjo la agresión y también fue trasladado a un nosocomio cercano. Producto del linchamiento realizado por otros pasajeros que también estaban en el interior del transporte.

“El autor fue preso en flagrante y sigue ingresado, bajo escolta policial. En cuanto reciba el alta, será encaminado a la unidad policial para posterior traslado al sistema carcelario”, señaló en un comunicado la Secretaría de Seguridad Pública de San Pablo.

La mujer en el piso de la estación principal de San Pablo, tras el brutal ataque. Foto: Gentileza O Globo, Brasil

La mujer en el piso de la estación principal de San Pablo, tras el brutal ataque. Foto: Gentileza O Globo, Brasil

Las autoridades no dieron mayores detalles sobre la identidad del agresor, pero según versiones divulgadas por la prensa brasileña se trata de un hombre de 55 años que tuvo un brote psicótico y que no conocía a la víctima.

Varios testigos del hecho relataron al Grupo Globo que el hombre  estaba armado con un martillo y un cuchillo de cocina y que presenciaron horribles escenas “de corridas y gritos” en el tren y también en la plataforma, minutos después del feroz ataque.

“El martillo usado y un cuchillo de cocina fueron aprehendidos. Y el hombre les dijo a los agentes que tomaba medicamentos y que escuchó voces”, culminó el informe.