Una escuela privada fundada por un activista contra la vacunación en el sur de Florida advirtió a los maestros y al personal que no se pongan la vacuna COVID-19, diciendo que no empleará a nadie que haya recibido la vacuna.

La Centner Academy en Miami envió un aviso a los padres el lunes informándoles de una nueva política para sus dos campus para unos 300 estudiantes desde prejardín de infantes hasta octavo grado. Se les dijo a los maestros o al personal que ya se habían vacunado que continuaran reportándose a la escuela pero que se mantuvieran separados de los estudiantes.

La Academia Centner, fundada en septiembre de 2020 por activistas antivacunas, cuenta con alrededor de 300 alumnos de entre pre jardín de infantes y octavo grado en dos campus en la misma ciudad.

La institución ha enviado este lunes un correo electrónico a los padres de los alumnos notificándoles que los empleados que ya hayan recibido una inyección seguirán asistiendo a trabajar, pero deberán evitar acercarse a los alumnos.

A principios de este mes, Centner criticó las medidas de los CDC para frenar la propagación del virus y dijo que su escuela iba en contra de las pautas desde el momento en que reabrió en septiembre.

“No seguimos ninguna de las medidas tiránicas que estaban en vigor. No obligué a nuestros hijos a usar una máscara”, dijo Centner mientras asistía a una manifestación de “Salud y Libertad” para un candidato republicano que contó con partidarios del expresidente Donald Trump. y críticos de las restricciones de salud pública en Tulsa, Oklahoma.

‘Problemas reproductivos y trastornos’

En otra nota dirigida la semana pasada a los empleados, Leila Centner, cofundadora del establecimiento, urgió a aquellos que aún no se hayan vacunado a esperar hasta el final del año lectivo para hacerlo, y recomendó abstenerse incluso por más tiempo.

Tras ser consultados por varios medios sobre el motivo de esta decisión, desde la escuela citaron una creencia infundada según la cual “decenas de miles de mujeres de todo el mundo han estado reportando recientemente problemas reproductivos adversos a raíz de haber estado cerca de aquellos que recibieron alguna de las inyecciones contra el covid-19”, según recoge CBS.

Y precisaron que su política busca en esperar “hasta que haya nuevas investigaciones disponibles sobre si este medicamento experimental está impactando en individuos no vacunados”. Asimismo, en el sitio web citan creencias de que la vacunación obligatoria excesiva en los niños viene acompañada por un aumento importante en los casos del trastorno de déficit de atención y dificultados de aprendizaje, así como asmadiabetes y autismo en todo el país.

Mitos falsos y dañinos

Sin embargo, los expertos aseguran que los argumentos de la Academia Centner son mitos falsos que carecen de toda base científica y no hacen más que socavar la confianza en las vacunas, la clave para vencer la pandemia.

No puedes pasarlo de una persona a otra si te paras junto a alguien“, explicó el doctor Taraneh Shirazia, ginecólogo del centro médico NYU Langone. Y continuó: “Esa es una equivocación horrible porque da lugar a estos pensamientos locos de que puedes pararte junto a las personas y recibir lo que ellas tienen, lo cual sabemos que históricamente ha creado mucho daño en la salud pública”.