AstraZeneca es, actualmente, el laboratorio que más conflictos acumuló durante las campañas de vacunación contra el coronavirus de los respectivos países.

Y es que a sus breves suspensiones por casos mínimos de trombos se le suma la denuncia de naciones o regiones por la demora en la entrega de las dosis en tiempos y cantidades acordadas con anterioridad. Ahí se ubica la Unión Europea y también América Latina.

Fue la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien se reunión con representantes del laboratorio anglosueco para solicitarles de manera formal información acerca de los avances en la producción y control de calidad de la vacuna producida en el país y formulada en México y Estados Unidos.

La respuesta se dio en un comunicado, el primero que reconoce la demora en la entrega en América Latina.

“AstraZeneca continúa en camino a suministrar 150 millones de dosis de la vacuna de COVID-19 en América Latina, excluyendo Brasil, en este año. Estamos entregando nuestra vacuna, sin ninguna utilidad financiera para nosotros durante la pandemia, a partir de la primera mitad del año tal como lo anunciamos en agosto pasado”, comenzó el texto.

Luego de indicar que habilitaron “un segundo sitio en Estados Unidos para complementar el proceso de llenado de Producto Final”, enumeraron cuáles fueron las tres razones por las que las dosis no están siendo entregadas en tiempo y forma.

  • “Rendimientos del proceso inferiores a lo anticipado para los lotes iniciales”.
  • “Acceso limitado a insumos críticos”-
  • “Tiempos más largos requeridos para cumplir con las calificaciones del sitio en las liberaciones de lotes iniciales”.

Y agregaron: “Esto retrasará el lanzamiento de nuestra vacuna en los países de América Latina que recibirán la vacuna de esta cadena de suministro. Si bien lamentamos este retraso, nuestro compromiso con los protocolos de fabricación y con los más altos estándares de calidad requiere que demos este paso adicional”.

“La Compañía está decidida a trabajar con los países de América Latina para poner fin a la pandemia. A pesar de estos desafíos, seguimos en camino a entregar todas las 150 millones de dosis a América Latina en 2021 a partir del primer semestre”, finalizaron.