Crece el número de niños internados por coronavirus