El sanjuanino Marcelo Orrego discutía acaloradamente por teléfono y sin querer habilitó su micrófono.

Todo ocurrió en la reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, en la que se debatía un proyecto de ley para suspender las causas de caducidad de la personería jurídica a los partidos políticos para su funcionamiento operativo en el marco de la pandemia.

Cuando el debate estaba por alcanzar una hora de duración y era el turno de hablar de Jorge Enriquez, del PRO, Orregó atendió una llamada telefónica que lo hizo exasperar, sin percatarse de que tenía su micrófono activado. Y todo pudo verse en la transmisión en vivo por el canal de YouTube de la Cámara de diputados.

“Considero que efectivamente la pandemia y las medidas de confinamiento casi medieval, dispuestas desde marzo del año pasado por el Poder Ejecutivo, han generado una situación en la que fue muy difícil o practicamente imposible que los partidos políticos pudieran renovar sus autoridades normalmente”, decía Enriquez, mientras de fondo, en uno de los recuadritos de la pantalla, se observaba cómo el diputado sanjuanino iba subiendo de todo en su charla telefónica.

Sus ademanes y efusivas palabras habían pasado desapercibidos por todos los presentes hasta que, sin darse cuenta, Orrego desmuteó su micrófono justo cuando gritaba: “¡Vos dejas de laburar conmigo! ¡Vos dejas de laburar hoy conmigo! ¡Vos sos un pelotudo atómico!”, fue el insulto que lanzó el legislador dirigiéndose a su interlocutor, presumiblemente un asesor suyo en la Cámara Baja.

Acto seguido, con varios diputados tentados sin poder contener la risa ante una nueva situación virtual inaudita, se oyó una silla que se corría y de repente la cámara del político del partido Producción y Trabajo, y uno de los referentes de Juntos por el Cambio en su provincia, se apagó.

“Marcelo, Marcelo, muteate”, le pidió Enriquez, casi en tono de súplica, al diputado que ya no estaba conectado.

Marcelo Orrego asumió su banca en Diputados en diciembre de 2019. Abogado laboralista y penalista, es dirigente del partido del senador Roberto Basualdo, de quien fue jefe de asesores.

Oriundo de Santa Lucía, en 2007 fue candidato a intendente de esa ciudad, pero perdió. En 2011 tuvo revancha y fue electo con casi el 50% de los votos, mandato que revalidó en 2015 con el 57% de los sufragios.

En junio de 2019 compitió como candidato del Frente con Vos (Juntos por el Cambio) en la elección a gobernador que ganó Sergio Uñac, actual mandatario, con el 55,84% de los votos. Orregó quedó segundo con un 33,91% y se posicionó como la cara de la oposición en esa provincia, según se presenta en su página web personal.

Insultos por Zoom

El del sanjuanino no fue el primer insulto proferido en los zooms del Congreso de la Nación. Ni será el último, claro está. Habrá más ya que el protocolo acordado por los diferentes bloques de la Cámara de Diputados, que vence este viernes 30 de abril, marca que las comisiones pueden emitir dictamen en reuniones virtuales siempre y cuando haya un acuerdo entre el presidente de la misma y su vice. Las sesiones son presenciales, PRC negativo mediante, salvo para las personas de riesgo y los mayores de 60 años.

Precisamente en un debate mixto, que contó con diputados presentes en la cámara y otros por Webix (la plataforma tipo Zoom del Congreso), el pasado 2 de diciembre se vivió el último gran episodio insólito en medio de la pandemia. Fue en medio de una sesión maratónica en la que María Rosa Martínez, diputada del Frente de Todos, en plena votación evidenció su frustración ante un clásico problema de conexión a Internet.