Una caranava de autos, tres colectivos, motos y camiones fue interceptada por la Policía en Avellaneda y Uriburu.

Los rumores de que los hinchas de Newell’s tenían previsto hacer el tradicional banderazo empezó a sonar fuerte en las primeras horas de la tarde. Y esa versión comenzó a hacerse eco en las redes sociales. Aparecieron fotos de banderas rojinegras desplegadas en la ciudad y algunos usuarios de Twitter dando indicios de que los trascendidos eran ciertos. Pero la confirmación llegó con la noticia policial. Porque una cantidad de hinchas leprosos terminaron detenidos por no respetar las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus, y solo pensar en el partido que tiene como fecha el próximo domingo.

Una caranava de autos, tres colectivos, motos y camiones con hinchas rojinegros arrancó en la zona sur de la ciudad y fue interceptada por la policía en la zona de Avellaneda y Uriburu.

Los simpatizantes rojinegros terminaron demorados a horas de que el equipo de Germán Burgos enfrente en el Coloso Marcelo Bielsa a Libertad de Paraguay por la Copa Sudamericana.

Existen versiones de que los hinchas tenían previsto llegar al parque Independencia, donde desde esta tarde hay varios móviles policiales apostados en los alrededores para evitar que se produzcan aglomeraciones.

Por otro lado, otro grupo de hinchas rojinegros convocó a un banderazo adaptados a tiempos de pandemia. “Este año lo hacemos desde casa”, es la iniciativa para apoyar al equipo en la previa del partido previsto para el domingo.

“Demostremos nuestro amor por los colores colocando una bandera o camiseta en los balcones, terraza de nuestras casas a partir del jueves”, reza el mensaje enviado a los hinchas.

Uno de los organizadores de esta iniciativa aseguró en diálogo con La Capital que buscan que “la ciudad esté en paz. La idea es bajar los niveles de locura que se viven”.