El Diputado apareció en un ZOOM y en un momento se lo escuchó insultar a alguien. “Nadie quedó desafectado”, aclaró. 

Este jueves Marcelo Orrego se convirtió en noticia nacional por una razón inesperada: se convirtió en viral luego de insultar en una sesión que se transmitía en vivo para todo el país. El Diputado Nacional usó sus redes sociales poco después para aclarar lo sucedido y pedir disculpas.

El santaluceño aclaró que “no estaba hablando con ningún empleado, y que nadie fue desafectado” dijo en el inicio de su comunicado. Es que entre las cosas que se lo escucha gritar está la frase “vos dejás de laburar conmigo hoy”, por lo que muchos mostrar su preocupación en las redes porque hubiera despedido a algún trabajador. 

Según Orrego la llamada que se lo ve tener es una conversación con “un colaborador de mucha confianza con quien tengo una relación de muchos años”. Además dijo que ya se había disculpado con la persona por el tono que utilizó, ya que en el video también se escucha un insulto. 

Respecto a su forma de reaccionar, el funcionario dijo que es “muy pasional cuando se trata de la necesidad de la gente y, como nos sucede a todos en estos tiempos difíciles, en algunas jornadas se torna complicado no perder la calma”. Pero, tras explicar esto, dijo que no “justifica para nada lo sucedido, pero son errores humanos”. 

En el mensaje en Twitter que luego también divulgó como una comunicado de prensa agregó la razón por la cual tuvo esa reacción. “Lo que sucedió fue que le pedí que acerque ayuda a una persona que lo necesitaba y no lo hizo porque priorizó otra cosa”, relató. 

El comunicado completo: 

Ante todo quiero pedir disculpas por el exabrupto de público conocimiento. Quiero aclarar que no estaba hablando con ningún empleado, y que nadie fue desafectado.

Estaba en comunicación con un colaborador de mucha confianza con quién tengo una relación de muchos años y a quién le pedí las disculpas correspondientes. 

Lo que sucedió fue que le pedí que acerque ayuda a una persona que lo necesitaba y no lo hizo porque priorizó otra cosa.

Soy muy pasional cuando se trata de la necesidad de la gente y, como nos sucede a todos en estos tiempos difíciles, en algunas jornadas se torna complicado no perder la calma. Eso no justifica para nada lo sucedido, pero son errores humanos.

Hago extensiva las disculpas al resto de legisladores que estaban en reunión de Comisión.