La ex ministra de Salud y actual asesora del gobierno provincial señaló que idéntica medida debería aplicarse la semana próxima entre Colón y Unión.

La ex ministra de Salud y actual asesora del gobierno provincial, Andrea Uboldi, opinó este viernes que el clásico entre Central y Newell’s “no debería jugarse” este domingo y suspenderse hasta nuevo aviso, y lo mismo sostuvo sobre el otro partido importante en la provincia, entre Colón y Unión, que se jugará el próximo fin de semana. Remarcó que esa decisión se ampara en la compleja situación de alarma epidemiológica que se verifica en todo el territorio de la provincia. Dijo que en este contexto “es obligatorio” posponer esos partidos.

“En la reunión que mantuvimos ayer con la ministra de Salud, Sonia Martorano fuimos muy críticos con el tema de los clásicos de Rosario y de Santa Fe. Hicimos esa observación porque implica que los jugadores se encuentren cuando por otro lado se le está pidiendo al resto de la gente que no haga actividades en grupos. Además hay que prestar atención a las personas que se encontrarán en la previa de los partidos en los bares, y eso incrementa la posibilidad de contagios”, remarcó.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, la especialista en infectología sostuvo que hay que “ser coherentes” en las decisiones que se toman en este momento de crisis sanitaria con un importante incremento de contagios. “La sociedad necesita coherencia en las medidas y explicaciones técnicas de por qué se suspenden actividades, exponiendo todos los indicadores”.

Al ser consultada concretamente si consideraba pertinente suspender el clásico entre Central y Newell’s, especialmente después de la aglomeración de público que se produjo ayer en torno al “banderazo”, Uboldi respondió: “En este contexto, en el que casi no hay camas en terapia intensiva y hay una situación muy difícil para la sociedad, no me parece pertinente realizar el clásico. Se trata de un partido en el que no sólo están implicados los jugadores interactuando entre sí, sino todo lo que se mueve alrededor y el dispositivo de seguridad por probable casos de violencia, que pueden aumentar el ingreso de pacientes graves a unidades de terapia intensivas. Por eso me parece obligatorio suspender los clásicos”.

Mientras Uboldi y otros referentes de la salud provincial plantean que el derby rosarino no debe jugarse para evitar las aglomeraciones en bares y que los hinchas de uno u otro equipo salgan a festejar y produzcan aglomeraciones, las autoridades de Rosario Central realizan intensas gestiones para destrabar la situación. Tanto desde el club como desde la Liga Profesional de Fútbol aseguran que el partido va a las 18.40 en el Gigante, De no ser así, cambiará de jurisdicción.

Clases presenciales
Uboldi recordó que Santa Fe “tiene todos sus índices epidemiológicos en rojo. Eso quiere decir que tenemos un alto índice de contagios y con una velocida de duplicación de los mismos también muy fuerte. Estamos encuadrados en la situación de alarma epidemiológica. Con relación a la presencialidad en las escuelas, la situación debe ser evaluada en cada ciudad en base al peso que tiene la circulación. Si se toma la decisión de cerrar las escuelas, esa medida debe estar acompañada de otras que también bajen la circulación de personas. Sino parece que fueran sólo las escuelas las causantes del incremento de la propagación de virus”.