La novedad fue confirmada por Mónica Lobos, abogada que patrocina a este particular. La letrada aseguró que la mujer gestante ya fue notificada por la Justicia.

La Sala III de la Cámara Civil -conformada por los jueces Juan Carlos Pérez, Juan Carlos Noguera Ramos y Sergio Rodríguez- avaló la cautelar presentada por un sanjuanino para que su pareja no aborte. Esta resolución llegó luego de que los abogados defensores de este particular apelaran el fallo desfavorable que obtuvieron en primera instancia cuando la jueza Amanda Días del Juzgado N.º 11 decidió rechazar el pedido por errores procedimentales.

“Es una gran noticia porque protege los derechos esenciales de un papá que simplemente representa a su hijo por nacer y que quiere ejercer la responsabilidad parental”, precisó a DIARIO HUARPE Mónica Lobos, abogada del interesado. “Estamos muy contentos con esta primera medida”, agregó.

La letrada contó que apeló la primera resolución de la magistrada Días porque consideró que “no hubo una valoración de la prueba” y que se “desacreditó la labor profesional en vez de abocarse a analizar el caso conforme a la ley procesal”. Este sábado la Cámara Civil avaló el pedido recurrido y dictó la medida de protección del embarazo.

Lobos contó que la mujer gestante ya fue notificada de la medida judicial por lo que deberá proteger el embarazo. La abogada del sanjuanino contó que tras analizar varios informes de clínicas y sanatorios en ninguno consta que la mujer se haya sometido a la interrupción del embarazo.

“El embarazo continúa adelante. Se presentaron tres oficios en los cuales se acreditaba que en ninguno se había autorizado la práctica abortiva. Constaba la existencia de la vida del niño por nacer, como también el peligro de la demora porque estaba el pedido de aborto. Tanto el Sanatorio Argentino como el Ministerio de Salud confirmaron que la práctica no había sido realizada”, puntualizó Lobos.

Luego de esta resolución se vendrá un “proceso urgente” para la protección del niño por nacer y del padre, según manifestó la abogada. “El padre quiere ejercer la responsabilidad legal en cuanto a su hijo”, explicó Lobos. En el marco de la investigación, la pareja del interesado tiene un embarazo aproximado de entre 11 a 12 semanas, es decir, que según la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) estaba dentro de los plazos establecidos para concretar el aborto, si es que ella decidía ponerle fin a este proceso gestacional.

“Marcará un antecedente”
Lobos consideró que esta resolución, sin dudas, “marcará un antecedente en el país”. “Ya está marcando un antecedente no tan solo en nuestra provincia que sigue en vilo a más de una semana y media, sino que en todo el país porque es un padre que pide solamente la protección de su hijo por nacer y la responsabilidad parental”, manifestó.