Las entregas comenzarán en el cuatro trimestre y la mayoría de envíos del programa respaldado por la ONU serán realizados el próximo año

El laboratorio Moderna y el promotor de vacunas Gavi han anunciado un acuerdo en firme por el que la empresa farmacéutica proporcionará hasta 500 millones de dosis para el programa Covax, respaldado por la ONU, de envío de vacunas contra el coronavirus a las personas necesitadas de los países de ingresos bajos y medios para finales de 2022.

“Estamos muy contentos de firmar este nuevo acuerdo con Moderna, que da a los participantes de Covax acceso a otra vacuna altamente eficaz”, dijo Seth Berkley, director ejecutivo de Gavi, en un comunicado.

El acuerdo de compra anticipada anunciado el lunes se produce apenas unos días después de que la Organización Mundial de la Salud, tras semanas de retrasos, anunciara la aprobación de emergencia de la vacuna Moderna que allanará el camino para su despliegue en el programa COVAX respaldado por la ONU.

Sin embargo, las entregas no comenzarán hasta el cuarto trimestre de este año, pero solo 34 millones de dosis: el resto (466 millones) está previsto para el 2022.

Los términos financieros no fueron revelados.

Muchos expertos afirman que la crisis de la COVID-19 es grave en estos momentos, y que la India, en particular, se enfrenta a un aumento de casos sin precedentes. En general, la vacuna Moderna se considera una de las más eficaces hasta ahora para combatir nuevas variantes, como la que se está propagando en la India.

El acuerdo significa que Moderna, con sede en Cambridge (Massachusetts, EEUU), puede unirse al despliegue de COVAX, que ya incluye vacunas de Oxford-AstraZeneca, que tiene el mayor papel hasta ahora en el programa, y Pfizer-BioNTech, que ha comprometido muchas menos dosis.

Los suministros de la vacuna de AstraZeneca para COVAX que se están produciendo en la India han sido limitados en el último mes, ya que el gobierno de Nueva Delhi y el subcontratista indio desvían gran parte de esa producción para combatir la devastadora en el país.

La Coalición para la Preparación e Innovación ante la Epidemia, una asociación público-privada que gestiona COVAX junto con Gavi y la OMS, realizó una inversión temprana en la vacuna Moderna cuando surgió la pandemia, y la primera vinculación oficial entre la empresa y el programa se ha producido casi 18 meses después de la pandemia.

El visto bueno de la OMS para la inclusión de la vacuna de Moderna en la lista de uso de emergencia, anunciado a última hora del viernes, tardó muchos meses debido a los retrasos que sufrió la OMS para obtener datos del fabricante.

Muchos países que no cuentan con sus propias oficinas avanzadas de regulación y evaluación médica confían en el listado de la OMS para decidir el uso de las vacunas. La agencia infantil de la ONU, UNICEF, también utiliza el listado para desplegar vacunas en una emergencia como la pandemia.

Moderna ha llegado a acuerdos de suministro con varios países ricos, que ya habrán recibido millones de dosis de la vacuna.

También el lunes, Gavi anunció que el gobierno de Suecia se ha comprometido a donar un millón de dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca “para ayudar a COVAX a solucionar urgentemente los retrasos en el suministro a corto plazo”.