José Mourinho pasó poco tiempo sin trabajo. Después de haber sido despedido de Tottenham Hotspurs y de haber firmado un contrato con un medio para ser comentarista en la Eurocopa, este martes fue anunciado como próximo entrenador de AS Roma.

El portugués se embarcará en su segunda aventura en Italia tras entrenar al Inter de Milán hace más de una década. Pero no asumirá ya mismo: lo hará al término de la actual temporada, que completará Paulo Fonseca, a quien en las próximas horas le habían confirmado que no seguiría.

La noticia del despido de Fonseca y la llegada de Mourinho se produce dos días antes de que el equipo reciba al Manchester United en el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Europa.

La Roma, donde juegan los argentinos Federico Fazio y Javier Pastoreperdió el partido de ida por 6-2 la semana pasada y tuvo un opaco desempeño en la Serie A, donde ocupa el séptimo lugar con cuatro partidos por jugar.

Según la prensa italiana, Maurizio Sarri, el ex entrenador del Napoli, Chelsea y Juventus, era la primera opción para reemplazar a Fonseca, quien se irá después de su segunda temporada en el equipo gialorosso, después de haber entrenado previamente al Shakhtar Donetsk.