Un hombre de 34 años vendió las pocas alhajas que atesoraba su esposa para comprar un tubo de oxígeno e instrumentos médicos para su triciclo motorizado.

Cuando Mohammad Javed Khan, conductor de tuk-tuk, un triciclo motorizado para pasajeros, vio en la ciudad india de Bhopal a personas llevando en brazos hasta el hospital a sus seres queridos enfermos de coronavirus, se dijo que no podía quedarse sin de brazos cruzados.

Este hombre, de 34 años, vendió las pocas alhajas de su esposa y convirtió a su tuk-tuk en una pequeña ambulancia, que equipó con un tubo de oxígeno, un oxímetro para medir el nivel de éste en la sangre y otros instrumentos médicos.

En momentos en que India sufre una devastadora segunda ola de la pandemia, personas como Khan dan un paso hacia adelante para ayudar a sus comunidades a combatir el virus.

“Un enfermo grave no puede ser transportado al hospital si no cuenta con oxígeno”, señala Khan. “Entonces, pensé: ¿por qué no convertir mi triciclo en ambulancia? No tiene el espacio de una ambulancia, pero seguramente podría salvar vidas”, manifestó.

“He visto a personas jóvenes sin oxígeno luchando (por sobrevivir)”, lamentó. “Y cuando llaman a las ambulancias, éstas cobran entre 5.000 y 10.000 rupias (66 a 132 dólares). ¿Cómo puede permitirse una persona pobre pagar eso? Sobre todo en medio de esta pandemia, en la que la mayoría de la gente no cuenta con ingresos”, prosigue.

Alguien le suministró un tubo de oxígeno, otra persona le dio un oxímetro y después un médico le enseñó cómo usar estos equipos para ubicar a los pacientes oxigenados en forma segura mientras los traslada al hospital.

“Numerosas personas se han acercado y me han ayudado con donaciones y luego pedido que continúe con esta acción hasta que finalice la pandemia”, comentó Khan. “Es gracias a la ayuda de tantas personas que puedo hacer esto. No podría haberlo hecho solo, por mi cuenta”, asegura, feliz por las muestras de solidaridad.

Khan tuvo pequeños problemas con las autoridades, cuando la policía lo acusó de utilizar su tuk-tuk sin un permiso de transporte de emergencia durante el confinamiento en el estado de Madhya Pradesh, de acuerdo con la cadena de televisión India Today. Pero este percance provocó tal indignación, sobre todo en las redes sociales, que la policía anuló los cargos en su contra e inclusive le otorgó un “permiso especial”.

El estado de Madhya Pradesh, como muchos otros del enorme país con 1.300 millones de habitantes, ha sufrido un aumento de los contagios por coronavirus en las últimas semanas, lo que ha provocado gran escasez de oxígeno y otros suministros médicos esenciales. Esta región, en la que una de cada cinco personas ha dado positivo por covid-19, informó el lunes sobre más de 12.000 nuevos contagios. En este contexto, crematorios y cementerios no dan abasto.