La ministra Adriana Cantero solicitó revisar la decisión de considerar a los departamentos Rosario y San Lorenzo como regiones en “alerta epidemiológica” e insistió en que debe haber mayor compromiso social para sostener las actividades en el ámbito escolar.

La provincia ratificó la solicitud de que se revise la decisión de considerar a los departamentos Rosario y San Lorenzo como regiones en “alerta epidemiológica” y la consecuente suspensión de la presencialidad en escuelas públicas y privadas. 

Este martes, el Consejo Federal de Educación reunió a los ministros de todo el país para consensuar los nuevos lineamientos que las jurisdicciones deberán considerar para la presencialidad escolar, en medio de la segunda ola de Covid.

“Aprobamos una resolución que establece criterios pedagógicos de organización escolar frente a la calificación de los distintos niveles de riesgo sanitario”, sostuvo la titular de la cartera de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, al término de la asamblea.

Con la certeza de que los establecimientos “no son lugares de contagio, sino espacios cuidados”, Cantero señaló ante el CFE que las características sanitarias locales todavía permiten sostener el esquema de bimodalidad.

“Le solicitamos al ministro Trotta volver a valorar los indicadores de los departamentos Rosario y San Lorenzo y reafirmamos nuestra voluntad de cuidar la presencialidad, pero también de contribuir a la menor circulación de personas para disminuir el contagio y no saturar las camas críticas”, explicó la ministra.

En tanto, volvió a reiterar que la posibilidad de sostener las clases presenciales requiera del compromiso social: “Trabajamos por la presencialidad, pero es necesario que todos se comprometan a cuidar lo que pasa afuera de la escuela”, concluyó.