El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la canciller alemana, Angela Merkel, anunciaron hoy la creación de un centro mundial denominado “The Hub”, con sede en Berlín, que ofrecerá al mundo información para prevenir, detectar, prepararse y responder sobre los riesgos atribuibles a pandemias y epidemias, en respuesta al flagelo del coronavirus.

“La pandemia de Covid-19 ha puesto de manifiesto las deficiencias de los sistemas mundiales de información sobre pandemias y epidemias”, declaró el director de la OMS en una conferencia de prensa.

“Los virus se mueven rápidamente, pero los datos pueden moverse aún más rápido. Con una buena información, los países y las comunidades pueden adelantarse a los riesgos”, añadió.

Por su parte, Merkel indicó que la dramática situación “nos ha enseñado que solo podemos luchar juntos contra las pandemias y las epidemias y el nuevo centro de la OMS será una plataforma mundial para su prevención”.

“Estoy encantada de que la OMS haya elegido Berlín como sede del centro e invito a socios de todo el mundo a contribuir al centro de la OMS”, expresó la canciller.

El centro, propiedad de la OMS y de sus estados miembros, es parte del Programa de Emergencias Sanitarias de la organización e impulsará innovaciones para aumentar la disponibilidad y el enlace de datos diversos, como el desarrollo de herramientas y modelos predictivos para el análisis de riesgos, y monitoreo de control de enfermedades.

También apoyará el trabajo de los expertos en salud pública y los formuladores de políticas en todos los países con conocimientos para que puedan tomar decisiones rápidas para prevenir y responder a futuras emergencias de salud pública, reseñaron las agencias de noticias Europa Press y AFP.

“Necesitamos identificar los riesgos de una pandemia y una epidemia lo más rápido posible, dondequiera que ocurran en el mundo. Para ese objetivo, necesitamos fortalecer el sistema global de vigilancia de alerta temprana con una mejor recopilación de datos relacionados con la salud y análisis de riesgo interdisciplinario”, apuntó el ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn.

Asimismo, el centro, que cuenta con un presupuesto de unos 38 millones de euros para su puesta en marcha y probablemente se inaugure en septiembre, impulsará una ampliación de la innovación para las capacidades existentes de predicción y alerta temprana en la OMS y los estados miembros.

Al mismo tiempo, acelerará las colaboraciones globales entre las organizaciones del sector público y privado, el mundo académico y las redes de socios internacionales, a los que les ayudará a colaborar y co-crear las herramientas necesarias para gestionar y analizar datos para una vigilancia de alerta temprana.

“Una de las lecciones del Covid-19 es que el mundo necesita un avance significativo en el análisis de datos para ayudar a los líderes a tomar decisiones informadas sobre salud pública. Esto requiere aprovechar el potencial de tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial, combinar diversas fuentes de datos y colaborar en múltiples disciplinas”, agregó Tedros.

En este sentido, el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Michael Ryan, advirtió que aún quedan “muchos problemas por resolver”, como la transparencia de datos o la rendición de cuentas para mejorar y facilitar el acceso de datos.