Un caballo quedó suspendido en el aire por exceso de peso del carro que tiraba y esa acción generó indignación y repudio ayer en Las Termas de Río Hondo. La imagen que graficó la crudeza del trabajo al que era forzado, tirando un carro repleto de ladrillos se viralizó rápidamente.

El hecho sucedió en las calles Islas Malvinas casi Belgrano, Bº Usina, ayer al mediodía, a metros de unan obra en construcción a cargo de albañiles tucumanos, según la denuncia de Marta Campos ante la Seccional 40.

Rápido, el suceso movilizó a los responsables de la Asociación Civil Ayuda del Animal Abandonado Termas, cuya titular, María Emilia Núñez, adelantó anoche a EL LIBERAL que hoy se entrevistará con los asesores de la institución.

Después, procurará reunirse con el fiscal de la causa, Ignacio Guzmán, en procura de lograr medidas imediatas en protección del animal.

Ni bien la foto fue reenviada y se propagó entre cientos de celulares, los ladrilleros habrían ocultado el carro y, por ende, al animal, a sabiendas de las posibles consecuencias.

Pese a que el caballo no sufrió heridas, generó desazón que los responsables del carro reaparecieran en la tarde con él, a las 18, otra vez tirando un carro con cientos de ladrillos.

Los responsables de la ONG instarán al inmediato retiro del animal de las calles, ya que temen vaya a terminar herido de gravedad, o muerto.