Un agricultor en Bélgica ha causado revuelo después de rediseñar inadvertidamente la frontera del país con Francia.

Francia es hoy 2,29 metros más pequeña y Bélgica 2,29 metros más grande, después de que un agricultor belga de la localidad de Erquelinnes moviera una piedra de 150 kilos para poder pasar con su tractor, sin saber que lo que realmente estaba desplazando era la frontera entre ambos países.

El labriego de ese municipio del sur de Bélgica que toca con el norte de Francia modificó así una frontera delimitada por el Tratado de Courtrai de 1820 y agrandó el territorio belga, en beneficio de su pueblo y en detrimento del francés Bousignies-sur-Roc.

La alteración en el terreno, a penas perceptible para cualquier senderista, fue descubierta por un grupo de aficionados a la Historia, Jean-Pierre Chopin, Philippe Fayt y Jean-Paul Maieu, quienes mapa en mano detectaron que la piedra utilizada para marcar la frontera con la vecina Francia había sido movida.

Lejos de causar un alboroto internacional, el incidente ha sido recibido entre risas y bromas a ambos lados de la frontera. “No tenemos ningún interés en expandir la ciudad o el país. Se movió por error el límite establecido en 1819 y obviamente los franceses no están de acuerdo, así que tendremos que volver a poner las cosas en su sitio” dijo David Lavaux, alcalde de la aldea belga de Erquelinnes, al canal de televisión francés TF1.

https://twitter.com/warriors_mom/status/1389636887455879171?s=20

Lavaux añadió que ya se han puesto en contacto con el agricultor para que ponga de nuevo la piedra en su lugar original, por lo que, todo apunta a que el percance se resolverá “amistosamente”, a no ser que el campesino se niega a hacerlo, acción que le llevaría a incurrir en un conflicto fronterizo con el país vecino y a tener que responder ante un tribunal penal.

La frontera entre Francia y Bélgica, que se extiende a lo largo de 620 km, se delimitó oficialmente en 1820, cinco años después de la derrota de Napoleón en Waterloo, mediante un tratado. La piedra se colocó en 1819 cuando se demarcó la frontera por primera vez.