El presidente de la compañía se mostró en contra de la suspensión temporal de las patentes. En cambio sugirió acelerar su producción en las plantas existentes.


El presidente de Pfizer, Albert Bourla, dijo que rechaza la propuesta apoyada por Estados Unidos para suspender temporalmente las patentes de las vacunas contra el covid-19, y más bien sugirió acelerar su producción en las plantas existentes.

En una entrevista con AFP, Bourla afirmó que su empresa, que desarrolló una vacuna junto con la alemana BioNTech, no está “para nada” a favor del llamado estadounidense de levantar las patentes que protegen el medicamento contra el covid-19.

El gobierno de Estados Unidos sorprendió al mundo en la víspera al anunciar que apoyaría el levantamiento de las patentes de las vacunas anticovid, y recibió de inmediato el apoyo entusiasta de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este mismo jueves, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que la UE estaba “lista a discutir” formas de garantizar que las vacunas lleguen rápidamente a todos los rincones del mundo.

“La UE está lista para conversar sobre cualquier propuesta que responda a la crisis de forma efectiva y pragmática. Y por eso estamos listos para hablar sobre cómo el levantamiento de la propiedad intelectual puede ayudar en alcanzar ese objetivo”, dijo la responsable.

Hasta ahora, la UE se había mantenido firmemente contraria a los pedidos de suspensión temporaria de las patentes de las vacunas para acelerar las campañas de inmunización contra el covid-19.