Un empresario citrícola y diputado del Partido Colorado, que forma parte de la coalición del Gobierno de Uruguay, admitió haber trasladado en ómnibus a empleados suyos con coronavirus, informó hoy la prensa local.

“No me compliques por esa bobada”, afirmó el diputado por Salto Omar Estévez en una conversación que mantuvo con una empleada que decidió grabarlo, preocupada por la situación y la falta de cumplimiento de protocolos de la empresa.

En el audio, difundido por la radio Sarandí y reproducido por otros medios, Estévez afirmó que sus empleados seguían yendo a trabajar con Covid-19.

El diputado ya había ganado notoriedad en septiembre pasado cuando votó un proyecto de ley que favorecía a su empresa, violentando el reglamento de la Cámara de Representantes.

“Yo tenía Belén (localidad de Salto) con ocho positivos en el ómnibus y nunca dejaron de trabajar”, afirmó Estévez, según recogió el diario La República.

Días atrás, el legislador se había referido a la necesidad de empleados para levantar la cosecha.

Los trabajadores del sector afirmaron que les preocupaba la cantidad de gente con Covid-19 en los ómnibus despachados con ese fin.

Al respecto, Estévez considera en la grabación que se trata de una preocupación “estúpida”.

“Yo me contagié y no se hisoparon todos los diputados, se hisoparon los dos que estaban al lado mío”, sostuvo.

Estévez pidió ser recibido por la Comisión de Ética del Partido Colorado y por la bancada de esta fuerza en la Cámara de Representantes para explicar sus dichos y hacer su descargo.

El Comité Ejecutivo Nacional colorado debatirá el tema el lunes en su reunión semanal, antes de que comparezca Estévez, según Montevideo Portal.

Con menos de 3,5 millones de habitantes, Uruguay sumaba desde el comienzo de la pandemia 209.867 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 25.230 personas tenían la infección activa y 2.918 murieron por la enfermedad, según el último balance oficial, divulgado anoche.

Registra una curva epidemiológica en declive, con un promedio superior a 2.400 contagios diarios en los últimos siete días, 1.500 menos que a principios de abril, cuando tuvo uno de sus picos.

Pero también computa 17,31 muertos por cada millón de habitantes, el registro más alto en el promedio de los últimos siete días en todo el mundo.

Al mismo tiempo, Uruguay es uno de los países que más vacunas contra el coronavirus aplicó, con un ritmo “un poco más lento” que el de Israel, afirmó el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie.

El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, anunció ayer un acuerdo con el laboratorio estadounidense Pfizer para aumentar la cantidad de vacunas que Uruguay recibe semanalmente y que en mayo llegarán al medio millón, según el diario El Observador.