El periodista se reencontró con su mujer, Cecilia Insinga, quien dio positivo de COVID-19 cinco días atrás, y sus hijos, Valentín y Luca

“¡Ya en casaaaa!”. Efusivo, aunque escueto en comparación a cómo venía narrando su internación, Diego Brancatelli anunció la vuelta a su hogar. En la tarde del viernes lo contó a través de un posteo de Instagram junto a una tierna postal del reencuentro familiar: una “torre de abrazos” con a su mujer, Cecilia Insigna, y sus hijos Valentín y Luca.

“Nada más hermoso”, definió el periodista y expresó gratitud por los mensajes que recibió en su convalecencia: “Gracias a todos por tan buenos deseos”, junto a un emoji de mirada enamorada.

Horas antes, Branca y Cecilia habían anticipado este momento: “Me voy a dormir y a soñar lindo porque… mañana puede ser un gran día”, escribió ella sobre una imagen en la que el periodista abraza a los nenes. “Hoy va a ser un gran día”, reafirmó él al compartir la foto.

El panelista de Intratables (América) había sido diagnosticado con coronavirus el viernes 23 de abril y fue el mismo Fabián Doman quien confirmó la noticia en el programa. Pero en la tarde del lunes siguiente, tuvo una complicación y sus médicos decidieron internarlo en el Sanatorio de la Trinidad, por una neumonía bilateral.

“Estamos remando. Diego estable, sin necesidad d oxígeno lo cual es bueno. Pero combatir neumonías por COVID-19 lleva tiempo así que es un proceso de varios días”, había contado Insinga a Teleshow sobre cómo su marido sobrellevaba su cuadro en el último tramo de la internación.

Antes de su internación, él se había aislado para no contagiar a su familia, pero el domingo Cecilia dio positivo y, por eso, debió aislarse junto a los chicos. “Yo estoy con síntomas muy leves y mis hijos nada. Así que bien por ese lado”, agregó la periodista de TN, un tanto más aliviada ya que a pesar del mal momento, los pequeños están bien.

“A nueve días de mi aislamiento, ayer presentó síntomas y hoy le dio positivo. Es una situación muy difícil para nuestra familia y nuestras vidas. El lunes (yo recibiría el primer alta) nos reencontraremos y conformaremos una burbuja familiar para encarar juntos lo que falta”, dijo Branca al momento de anunciar el positivo de Cecilia Insinga.

“Ustedes que pueden, cuídense. Eviten reuniones en lugares encerrados, tareas que no son excepcionales. Un poco más de esfuerzo”, pidió el periodista, a modo de consejo para cortar con los contagios y en línea con las medidas sanitarias necesarias para frenar el avance del coronavirus.

“Que importante es la salud, sin dudas. Cuantos no la valoran. Cuantos regalan sus vidas. Por nada”, a la vez en que consideró lo “importante también es tener una familia, amigos, compañeros que no han dejado un solo segundo de acompañarme. Quiero agradecerles a todos y cada uno de los que me hicieron llegar un mensaje. Por acá, por WhatsApp, por un tercero. Que están y estuvieron cerca”.

Sobre su cuadro, explicó: “Estoy internado. Con neumonía bilateral. Llevándola lo mejor posible. Sin aflojar. No pensé, deseé ni hubiese elegido pasar por este momento horrible. Gracias infinitas al Dr. Omar Recchi (de por vida voy a recordar el momento que me recepcionaste), al Dr. Roberto Debbag por su compromiso y profesionalismo. A tantos otros doctores que me han monitoreado, como la Dra, Lorena Gauna del Hospital Sanguinetti de Pilar”.