Se trata de primeros componentes de AstraZeneca que se encontraban en el Distrito Noroeste. De acuerdo a la investigación interna, el hurto se produjo el pasado 27 de abril durante un corte de luz.

La Municipalidad de Rosario presentó una denuncia penal para que se investigue el faltante de 10 frascos de vacunas contra el coronavirus en uno de sus vacunatorios.

Según explicaron, el robo se habría dado en la madrugada del pasado 27 de abril, momento en el que se produjo un corte de luz en el espacio de vacunación que se instaló en el Distrito Noroeste.

En total son unas 100 dosis del primero de los componentes que desarrolla el laboratorio AstraZeneca y que formaban parte del stock que el municipio utiliza para vacunar vecinos

El robo se habría dado en la madrugada del pasado 27 de abril en el espacio de vacunación que se instaló en el Distrito Noroeste. “Al momento de la apertura y el cierre de los vacunatorios se hace un estricto control de stock, esta práctica fue la que arrojó el faltante”, detalló en La primera de la tarde (Radio 2), el secretario de Gobierno municipal, Gustavo Zignago.

Según precisó el funcionario, en la madrugada de ese día, hubo un corte de luz que obligó a activar un protocolo especial para garantizar el frío que requieren las dosis para mantenerse. “Estos son elementos que hemos puesto a disposición para que formen parte de la investigación”, indicó.

En simultáneo con la denuncia penal, el municipio dio intervención al área de investigación administrativa para saber si hubo una falencia o complicidad de los responsables del operativo de vacunación.