Tras las protestas y los incidentes de la Policía con palestinos en la Explanada de las Mezquitas durante el Día de Jerusalén, el Ejército alertó por un bombardeo desde el sur que hizo sonar las sirenas en toda la región. Evacuaron el Muro de los Lamentos

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) confirmaron que el grupo terrorista Hamas lanzó cohetes desde Gaza sobre territorio israelí, como muestra de que está dispuesto a cumplir con la amenaza proferida este lunes, que daba un plazo de pocas horas para que la seguridad israelí abandonara la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén tras los choques con manifestantes palestinos y que dejó un saldo provisorio de 300 heridos, entre ellos 21 oficiales.

Según las FDI, varias explosiones se escucharon este lunes en Jerusalén después de que sonaran las alarmas antiaéreas. Medios locales indican que de siete misiles registrados se había interceptado al menos uno.PlayEvacuaron el Muro de los Lamentos en Jerusalén

Además, un comunicado de la Yihad Islámica anunció el disparo de una docena de cohetes en la zona de Sderot, mientras en los suburbios de Jerusalén hay reportes de daños en algunas casas.

Las sirenas comenzaron a sonar en Jerusalén en momentos en que la zona del Muro de los Lamentos estaba muy concurrida, lo que llevó a una evacuación masiva y apresurada antes la perspectiva de un bombardeo inminente, que se confirmó muy poco tiempo después.

Varias imágenes en redes sociales han confirmado el impacto de proyectiles en diversas zonas de la ciudad, mientras se espera un informe oficial que de cuenta de posibles víctimas o daños.

Hamas argumenta que el ataque es “en respuesta a la agresión del enemigo en la Ciudad Santa”, en referencia a los choques que se produjeron en la Explanada.

Otros reportes indicaron que un automóvil que no tenía personas en su interior resultó destruido por un proyectil que estalló cerca en territorio israelí cercano a la zona fronteriza con Gaza.

Choques en Jerusalén

Los enfrentamientos con agentes policiales israelíes comenzaron por la mañana y acabaron con 305 heridos, según informó el servicio de emergencias Media Luna Roja, que concretó que más de 205 tuvieron que ser evacuados a hospitales de la ciudad o trasladados a su clínica de campaña. Entre los atendidos, siete de ellos están en estado grave, detalló un portavoz de este mismo servicio médico. Por su parte, la policía israelí reportó que 21 agentes resultaron heridos y uno debió ser hospitalizado.

La tensión ha escalado en gran medida en Jerusalén durante este último fin de semana, con tres noches consecutivas de intensos choques entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes. Todo ello coincide con el mes sagrado musulmán de Ramadán -cuando empezaron las tensiones- y el posible desalojo de familias palestinas de sus viviendas en favor de colonos judíos, lo que generó protestas diarias.PlayFuertes choques en la Explanada de las Mezquitas

Los enfrentamientos tuvieron un pico importante en la noche entre el pasado viernes y sábado, cuando se extendieron en la Explanada de las Mezquitas y hubo más de 200 heridos en una sola noche.

Esta mañana los incidentes volvieron a tener su epicentro en el mismo recinto -tercer lugar más sagrado para el islam y primero para el judaísmo-. Grupos de palestinos se enfrentaron a las fuerzas de seguridad israelíes mientras estas cargaban, lanzaban granadas de estruendo, balas de goma y usaban métodos de dispersión antidisturbios como gases lacrimógenos, según difundieron medios locales.

Los disturbios de la mañana se extendieron también por los entornos de la Explanada de las Mezquitas y las calles de la Ciudad Vieja, con algunos enfrentamientos incluidos con israelíes en la zona.

Esta jornada es especialmente tensa por la conmemoración del Día de Jerusalén, en que los israelíes celebran lo que consideran la reunificación de la urbe en 1967, que para los palestinos supuso el inicio de la ocupación. Por la tarde estaba prevista una gran marcha por la Ciudad Vieja -en la parte oriental ocupada de la ciudad- de ultranacionalistas judíos, lo que podría exacerbar las tensiones, pero fue cancelada poco antes de su inicio.