El contrataque se produjo poco después de que se lanzaran varios proyectiles hacia el centro de Israel desde el enclave.

Al menos nueve palestinos han muerto, entre ellos, tres niños, por ataques aéreos de Israel sobre la Franja de Gaza en respuesta al lanzamiento de cohetes llevado a cabo este lunes por Hamás.

El Ministerio de Salud palestino dio a conocer que los cuerpos de las víctimas mortales y varios heridos fueron trasladados a un hospital en el norte de la Franja. Por su parte, Hamás ha anunciado que uno de sus comandantes ha muerto durante los bombardeos israelíes.

Las Fuerza de Defensa de Israel confirmaron que están realizando operaciones en el enclave palestino y que estas se prolongarán durante varios días. Además, anunciaron anunciaron haber acabado a “tres terroristas”. En imágenes publicadas en redes sociales se puede ver uno de los ataques israelíes contra combatientes.

El contrataque se  llevó acabo poco después de que se produjeran varias explosiones en Jerusalén al expirar un ultimátum anunciado por el movimiento Hamás para que Israel retire sus fuerzas de dos puntos conflictivos de la ciudad.

El grupo reivindicó la autoría de dicho ataque con cohetes señalando que es una respuesta a los “crímenes y agresiones” israelíes.

Poco antes, el movimiento había dado a Israel un plazo de una hora para que retire a sus tropas de la Explanada de las Mezquitas y del barrio palestino de Sheij Jarrah, situado en Jerusalén Este. Un portavoz de la organización amenazó con una escalada de tensión si las fuerzas de Israel permanecen en la zona de conflicto.

Esta misma jornada, cientos de personas resultaron heridas en el asalto a la mezquita de Al Aqsa por fuerzas israelíes en medio de las protestas contra el desalojo de familias palestinas en Jerusalén Este. Los manifestantes lanzaron piedras a los agentes, que utilizaron balas de goma, granadas aturdidoras y gases lacrimógenos para dispersarlos.