La propuesta apunta a captar a la población joven que no se quiere inmunizar. Solo el domingo, aplicaron al menos 100 dosis.

Estados Unidos ya tiene a más de 100 millones de personas completamente vacunadas contra el coronavirus, pero aún hay quienes no están convencidos de inmunizarse contra la enfermedad que ya causó 3.306.137 de muertes. Por eso, a un bar de Miami se le ocurrió una particular propuesta para captar a quienes aún no recibieron ninguna dosis.

Se trata de Gramps, un bar de playa que ofreció pizza y tragos gratis a quienes se aplicaron en ese lugar una dosis de la vacuna Pfizer contra el coronavirus. La propuesta se llevó a cabo el sábado y domingo entre las 08:00 y las 16:00, sin cita previa.

“Este fin de semana, ¡vacunate!”, escribieron en la invitación que difundieron a través de las redes sociales. “Cóctel y porción de pizza GRATIS con cada vacunación (Pfizer)”, agregaron. Además, quienes ya recibieron la primera dosis, pudieron retirar su tarjeta de inmunización.

A pesar de que en el país que gobierna Joe Biden hay dosis para toda la población, muchas personas no quieren vacunarse contra el coronavirus, en especial, los más jóvenes. Por eso, al Condado de Miami-Dade se le ocurrió hacer un acuerdo con el bar para que, quienes se apliquen el primer o segundo componente allí, reciban como premio una porción de pizza y un shot de tequila o una cerveza.

“Me pareció buenísimo, fue un incentivo grande para vacunarme de una vez”, dijo un joven en diálogo con TN. “Había citas donde yo vivo. Me enteré de que estaban vacunando por Facebook y vine. Me sentaron, me atendieron y me dieron la vacuna. Me monitorearon 15 minutos por si acaso y listo. Les mandé a mis amigos esta información para incentivarlos”, completó.

En tanto, uno de los dueños del bar manifestó: “Gramps siempre está tratando de ayudar a la comunidad y nos pareció obvio dar nuestro espacio para la vacunación, ya que todos los días viene gente aquí. Vacunar a la población es la única forma de terminar con esto”.

Solo durante este domingo, se vacunaron 100 personas en el bar. El país, que sigue siendo el más afectado del mundo, distribuyó al menos 237 millones de dosis, de las que el 55% de los adultos recibieron al menos una. Se considera que una persona está completamente inmunizada dos semanas después de la aplicación de la vacuna o de la segunda dosis para los que se la aplican.

La campaña de vacunación en Estados Unidos arrancó con altibajos en diciembre, pero el ritmo aumentó rápidamente durante la primavera boreal hasta llegar a un pico de la tasa de inyecciones a principios de abril. Sin embargo, hacia fines de mes experimentó una cierta disminución del ritmo de inoculación, según consignó la agencia de noticias AFP.

Paulatinamente, todas las personas que estaban convencidas de querer vacunarse ya lo hicieron, por lo que ahora la campaña está orientada a llegar a las indecisas o de difícil acceso, como los jóvenes y los que residen en zonas rurales. En el país están autorizadas tres vacunas, las de Pfizer/BioNtech, Moderna y Johnson & Johnson, esta última la única que no precisa de más de una dosis.