La madrugada del 20 de marzo el conductor de un Renault Sandero impactó de lleno contra el Citroën C3 en el que viajaba el padre y el nene de 8 años

Un video de una cámara de seguridad muestra el choque de la picada mortal del pasado 20 de marzo, cuando un hombre de 36 años al volante de un Sandero chocó en Avenida del Rosario y Ayacucho un Citroën C3 y destruyó una familia, al provocar la muerte de un hombre y su hijo de ocho años.

El choque ocurrió quince minutos después de la medianoche, ya en el sábado 20 de marzo, cuando la familia Pizorno viajaba a bordo de un Citroën C3 color negro por calle Ayacucho. David, junto a su pareja Cintia, iba a dejar a su hijo Valentino a la casa de sus abuelos en Alvear.

Cuando cruzaron Avenida del Rosario, un Citroën C4 blanco —conducido por Pablo Mancini, imputado poco después de la tragedia vial— atravesó la esquina a toda velocidad y pasó muy cerca de la trompa del auto de la familia Pizorno. Inmediatamente recibieron el brutal impacto del otro vehículo.

El auto que chocó y mató a David y Valentino fue un Renault Sandero conducido Germán Schoeller, de 36 años, imputado este lunes por homicidio simple con dolo eventual. Tanto él como su amigo y conductor del otro vehículo (con quien, según la acusación, estaba realizando pruebas de destreza o velocidad), Pablo Mancini, quedaron en prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.

Germán Schoeller quedó internado en el sanatorio Laprida hasta mediados del mes pasado, cuando fue enviado a su casa con custodia policial.

El choque fue de tal magnitud que el vehículo de la familia Pizorno terminó destrozado sobre la vereda. David Pizorno, de 42 años, y Valentino, de 8, perdieron la vida, mientras que Cintia Díaz, de 33 años, resultó con graves heridas.