La directora del nosocomio reconoció que en el sector público están “terriblemente estresados por la cantidad de pacientes que llegan”. Además, explicó que se deberían sumar nuevas restricciones

La tensión en los centros públicos de salud no cesa. Este martes, la directora del Hospital Provincial dio un crudo testimonio, en el que afirmó que están trabajando con “la capacidad máxima”. Además, confirmó que la diferencia que perciben con la ola anterior es que la edad promedio de los pacientes descendió 10 años. Desde el sector, aseguran preocupados que “el médico va a tener que elegir quién respira”.

“Estamos en la capacidad máxima. La semana pasada una chica de 30 años falleció sin tener comorbilidades”, aseguró Teresita Ghío, directora del Hospital Provincial, en diálogo con De 12 a 14 (El Tres). La médica explicó también que lo que detectaron a diferencia de la ola anterior es que hay unos 10 años de diferencia. “Ahora estamos en un promedio de entre 45 y 50 años de los pacientes que requieren de la atención”, estableció.

Ghío reconoció que perciben dos realidades, por un lado que “está todo abierto y la gente sociabiliza y en los hospitales estamos terriblemente estresados por la cantidad de pacientes que nos van llegando”.

Por otro lado, la directora sentenció: “Entendemos que hay mucha gente que si no trabaja no come pero si está muerta tampoco va a poder hacerlo. En algún momento vamos a tener que seleccionar quien está más grave para brindarle una asistencia respiratoria mecánica, el médico va a tener que elegir quién respira y no tiene porque asumir parte de la irresponsabilidad social”.

En relación a los recursos humanos, las enfermeras trabajan doble turno, mientras que los médicos tiene guardias de 12 horas que se repiten, “el cansancio físico es mayor”. “Como estamos trabajando los hospitales tendríamos que tener más restricciones”, finalizó.